Partido crucial para los azudenses

Partido crucial por ser  el primero del año. Partido crucial para salir de una nefasta racha de siete derrotas consecutivas. Partido crucial para abandonar una dinámica que ha llevado al club en las últimas semanas a pasar una de sus peores rachas de los últimos años, unas semanas plagadas de dificultades y de una falta de motivación en algunos momentos alarmante, y que de no ganar el sábado ante San Isidro podría complicarse aún más.

Las últimas semanas han estado plagadas de problemas para un Alza Basket Azuqueca mermado de efectivos, por la baja de Rodrigo Rojo que arrastra molestias en su rodilla y que le ha hecho perderse los últimos tres encuentros, la baja de Alfonso Llanos que tuvo que ser intervenido el pasado lunes de una tumoración en la parte trasera de su muslo derecho y que le ha impedido entrenar las últimas tres semanas. Ambos serán baja para el partido del sábado.

A todo esto hay que añadir el cambio de pista de entrenamiento durante las dos últimas semanas por estar ocupado el polideportivo de la Paz, con el inconveniente que esto conlleva y el desconcierto que acarrea entrenar en días distintos a los habituales, con muchos días de fiesta por medio que ha hecho que los entrenamientos de estas dos últimas semanas no hayan  sido nada buenos.

Todo esto hace llegar al Alza Basket Azuqueca con todas las alarmas encendidas al partido del sábado. Partido marcado en rojo en el calendario del entrenador Pepe Peinado que lo considera vital, para las aspiraciones del club este año.

El rival, el Club Baloncesto San Isidro, un equipo joven el canario pero a la vez con experiencia en EBA y competiciones superiores,  como su Alero Rómen Hernández que llegó a ser campeón LEB en la temporada 2011/2012 y campeón de la copa del príncipe con el Iberostar Canarias en LEB Oro, al igual que su compañero Sergio Rodríguez. Cuenta también con la gran aportación del base Joan Faner, procedente del Plasencia de LEB Plata y que destaca por su habilidad en el 1×1 y en su juego de equipo, así como con un conocido de la afición alcarreña que se formó en las categorías inferiores del F C Barcelona, CB Guadalajara y Cáceres CB como es el pívot de 2,03 Torben Tonjann.

Un equipo el tinerfeño que marcha en la posición 11 de la clasificación con 5 victorias y 8 derrotas y al que el Alza Basket Azuqueca está obligado a ganar para mantener sus aspiraciones en este caótico grupo “B” de liga EBA.

El partido el próximo sábado día 12 a partir de las 18:15 horas en el polideportivo “La Paz” de Azuqueca de Henares y con el arbitraje de los señores: Luis Miguel  Olivas Torrijos y Mónica Rey Ramos.