Partido más que importante para el Dépor en Huesca

Los morados tomaron oxígeno la pasada semana, al doblegar al Sporting de Gijón contra todo pronóstico. De nuevo los alcarreños creen en sus posibilidades de salir del pozo de la clasificación, donde habitan desde el arranque de campaña.
No es el Alcoraz un campo que se le dé bien al Guadalajara. En la campaña pasada fue allí donde los morados empezaron a complicarse la permanencia en Segunda División. Y hace pocas semanas cayeron allí eliminados en su primera y única eliminatoria de Copa del Rey. El veterano cuadro aragonés tiene tomada la medida al equipo arriacense. Pero mañana todo será una historia nueva, igual o distinta.
Álvaro Antón estará a disposición de su entrenador, aunque le quedan todavía algunas molestias en su clavícula izquierda. Azkorra, quien diera el susto en el partido anterior al recibir un fuerte golpe en una rodilla, se encuentra también plenamente recuperado. Y salvo Kepa, Zazo y Escalona, lesionados, todos los demás futbolistas de la primera plantilla estarán disponibles para viajar a tierras oscenses, a quienes se sumará el canterano Gandía, como portero suplente.