Pedro Solís abre oficialmente las ferias y fiestas de Guadalajara

ayuntagu_pregon060914El cineasta afincado en Guadalajara, Pedro Solís, ha sido el encargado de pregonar las ferias y fiestas de la ciudad. El acto ha tenido lugar en el Teatro Auditorio Buero Vallejo, y a él han asistido numerosas autoridades, representantes de la sociedad civil y vecinos de Guadalajara.

Antonio Román, Alcalde de Guadalajara, ha presidido el evento junto al concejal de Festejos, Jaime Carnicero. Román ha destacado que “los que tenemos nuestras raíces en esta ciudad, tenemos motivos de peso para sentirnos orgullosos de pertenecer a esta tierra” y que “existen dos aspectos que llevamos especialmente dentro de nosotros. El primero de ellos, nuestra patrona, la Virgen de la Antigua; y el segundo, tal vez sean nuestras fiestas, que para nosotros son únicas”.

El Alcalde ha destacado que “nuestro ciclo festivo tiene una identidad propia que ha evolucionado a lo largo de los años, que ha sabido adaptarse a los cambios y que, sin embargo, ha preservado lo que hace que seamos lo que somos: nuestra esencia, nuestros orígenes, nuestras tradiciones”. Ha hecho referencia al cambio de fechas de este año, “que permitirá vivir unas fiestas todavía más intensas” y ha manifestado que el objetivo del Ayuntamiento es “llenar de vida Guadalajara de día y de noche” a través de un programa que “tiene de todo y para todos”.

Antonio Román ha destacado el importante papel que juegan las peñas en las fiestas de la capital y ha agradecido su colaboración en la organización de diversos eventos. También ha hecho referencia a los dos “platos fuertes” de estos días: los conciertos y los toros. Sobre este último aspecto ha destacado dos de las grandes novedades de este año: el hecho de que los toros que se lidien por las tardes sean los corridos por las mañanas en los encierros, y que Guadalajara vaya a disfrutar de la primera corrida goyesca de su historia de la mano de Iván Fandiño.

Sobre el pregonero, Antonio Román ha señalado que “es una persona de enorme éxito profesional -como así lo demuestran los innumerables reconocimientos que atesora a lo largo de su trayectoria- pero que, sin embargo, brilla todavía más por otros aspectos: su tremenda humildad, cercanía y calidad humana.

El Alcalde ha concluído animando a todos los vecinos de Guadalajara a que participen y disfruten de los actos festivos programados.

Por su parte, Pedro Solís ha realizado un pregón cargado de notas de humor, en el que no han faltado las referencias a la Guadalajara en la que creció, formó su familia y comenzó a soñar con su actual profesión.

Tal y como ha recordado, vivió en Eras del Canario y en los pisos del Rey, y estudió en el San Pedro Apóstol y en el Luis de Lucena. Con 17 años ya les dijo a sus amigos en San Roque que quería dedicarse al cine, y mirando por la ventana de su casa, con vistas al solar que ahora ocupa el Teatro Buero Vallejo, tuvo sus primeras ensoñaciones con este mundo. “Desde la ventana de mi habitación, veía un solar vacío, en el que mi mirada se perdía soñando con el cine. En ese solar construyeron hace años un teatro, justo en el lugar desde el que ahora les estos dando este pregón”.

“Ahora que como dice Rosendo en una canción, hoy estoy en Pekín, mañana en Talavera, Guadalajara es mi referente, mi brújula, el sitio al que siempre volver. Porque la distancia puede evitar un abrazo, un beso… pero nunca un sentimiento”. Pedro Solís también se ha referido a Guadalajara como “el sitio desde el que seguiré dando arañazos a la vida, desde el que pelearé con todas mis fuerzas”.

El pregonero terminaba con las siguientes palabras: “Cuando la muerte venga a visitarme, no me despiertes, déjame dormir. Aquí he vivido, aquí quiero quedarme, pongamos que hablo… de Guadalajara”.