Pérez León: “Guarinos mintió y ahora tiene que rectificar a golpe de sentencia judicial”

María Antonia Pérez León ha hecho estas declaraciones tras conocer las intenciones anunciadas ayer por el Equipo de Gobierno del PP de optar por la readmisión de los músicos, despedidos de manera improcedente según ha quedado establecido en cerca de 40 fallos emitidos por el Juzgado de lo Social. 

Pérez León ha recordado que hasta ahora Guarinos siempre había exigido a los músicos que se constituyeran en asociación. Tan intransigente se había mostrado que el conflicto acabó finalmente en los tribunales, con un severo varapalo para la presidenta de la Diputación.

“Por eso, ahora va a tener que rectificar una serie de decisiones, a cual más torpe. No va a regularizar nada, lo que va a hacer es dar cumplimiento a una sentencia que la condena a readmitir a los músicos y dice que todo lo hecho hasta ahora es un disparate. Torpeza tras torpeza”, ha señalado la portavoz socialista. La alternativa a la readmisión era el pago de indemnizaciones que en su conjunto rondarían el millón y medio de euros. Es decir, Guarinos se hubiera gastado en liquidar la Banda de Música el equivalente a cuatro años de funcionamiento.

Precisamente ayer, antes de que se hiciera público el comunicado del Equipo de Gobierno, el Grupo Socialista había registrado una moción para su debate en el próximo pleno de la Corporación pidiendo la readmisión de los músicos como única forma de garantizar la continuidad de esta formación, que acumula ya más de medio siglo de historia.

A la vista del desenlace, la portavoz socialista ha subrayado que “se han perdido nueve meses” desde que Guarinos abrió el conflicto a primeros de año. Aunque ha manifestado “una alegría contenida” por la rectificación, Pérez León ha pedido a Guarinos que aclare cuándo se reanudará la actividad de manera efectiva y que devuelva de inmediato los instrumentos y uniformes a los músicos. “El objetivo es que la Banda continúe y los antecedentes no son de fiar. La readmisión no puede ser un instrumento para acabar con ella, sino para darle continuidad”.