Pingarrón recorre el casco histórico de Molina de Aragón

La inversión prevista en esta ARI es de 10,9 millones de euros, de los cuales el Gobierno regional aportará 2,5 millones, el Ministerio de Fomento 4,7 millones, el Ayuntamiento 2,5 millones y los particulares 1,2 millones.

Se prevé la rehabilitación de 589 viviendas en el ámbito de actuación, además de otras infraestructuras y urbanización en el centro urbano de Molina de Aragón, contemplando también el funcionamiento de una oficina de información y gestión.

En este sentido, Sánchez Pingarrón ha asegurado que “las Áreas de Rehabilitación están concebidas como actuaciones de mejora de tejidos residenciales, cuyo fin es recuperar funcionalmente conjuntos históricos, centros urbanos o barrios que precisen la rehabilitación de sus edificios y viviendas e intervenciones de urbanización o reurbanización de sus espacios públicos”.

Respecto a la ejecución de las actuaciones, hasta el momento se han tramitado 130 expedientes que suponen la rehabilitación de más de 250 viviendas.

Además, el responsable autonómico ha destacado que “estos trabajos permiten dirigir la actividad del sector de la construcción hacia actividades más sostenibles y generar actividad en el sector de la construcción, especialmente en las pequeñas empresas, autónomos, instaladores e industrias auxiliares.

En el conjunto de la región, el Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando en 26 Áreas de Rehabilitación Integral (ARIS) en 24 municipios, a través de acuerdos de financiación firmados entre el Ministerio de Vivienda, la Consejería de Ordenación del Territorio y Vivienda, y los correspondientes Ayuntamientos, para rehabilitar más de 4.620 viviendas, con una inversión de más de 100 millones de euros.

Asimismo, el consejero ha recordado la decisión de la Consejería de Ordenación del Territorio y Vivienda de construir una parada de autobuses en Molina de Aragón que, con una inversión de 200.000 euros, reuniera las condiciones adecuadas de protección para los viajeros que esperan los vehículos de medio y largo recorrido, dadas las condiciones climáticas de la zona.

La concesión integrada de transporte en el Señorío de Molina supone aplicar por primera vez en Castilla-La Mancha un modelo adaptado a las zonas con baja densidad de población y, en este sentido, responde al objetivo del Gobierno regional de igualar las condiciones de vida de todos los ciudadanos, vivan donde vivan.

Así, se han definido 51 rutas diferentes, basadas en conjugar la atención a las necesidades de los diferentes grupos de población y utilizar eficazmente los recursos para favorecer a más de 12.200 habitantes distribuidos en 117 núcleos de población.

Estas líneas dan servicio a una superficie de 3.649 kilómetros cuadrados, casi la tercera parte de toda la provincia de Guadalajara. La densidad de población es de 3,34 habitantes por kilómetro cuadrado, y hay que tener el cuenta que el 74 por ciento de los núcleos de población integrados en esta concesión de transporte tienen menos de 100 habitantes.