Profesores de guardia en Cabanillas para atender las ‘emergencias educativas’

El proyecto –que se presenta bajo el nombre de ‘UVI Evaluaciones’– pretende convertirse en útil herramienta para los estudiantes de Secundaria y Bachillerato en vísperas de los temidos exámenes que preceden el cierre de cada trimestre. “Es muy habitual que a los muchachos les asalten las dudas mientras estudian los exámenes en casa; cuando el centro escolar está cerrado y les es difícil acceder a un profesional que responda a sus preguntas”, explica la concejal de Educación, Estela Iturregui.
Justo para encarar ese tipo de situaciones se pone en marcha este servicio de ‘emergencias educativas’ de Cabanillas del Campo, con docentes especialistas en distintas materias que mantendrán tutorías personalizadas con cada alumno para solucionar sus interrogantes y darles un toque de seguridad en el estudio. El profesorado también cumplirá una función orientadora, ayudando al estudiante a diseñar un programa u horario que deberá cumplir para superar con éxito los exámenes.
Un profesor bilingüe
En concreto, la ‘plantilla’ de profesores de guardia estará integrada por un especialista en Humanidades y Ciencias Sociales y otro experto en Ciencia y Tecnologías. Además, uno de ellos será bilingüe en inglés.
Los encuentros entre profesor y alumno se producirán en el Centro Joven de Cabanillas que, más allá de convertirse en sala de estudio, se plantea como lugar donde acudir en busca de respuestas. El horario será amplio; entre las 17:00 y las 21:00 horas de lunes a jueves; desde las 17:00 hasta la medianoche los viernes; y los sábados y domingos de 10:00 a 24:00 horas con un paréntesis entre las 14:00 y las 17:00 horas.
Las primeras tutorías personalizadas para la planificación del estudio tendrán lugar el viernes día 23 y el sábado 24 de noviembre. La semana de ‘emergencias educativas’ propiamente dicha coincidirá con la previa a las evaluaciones que fije el centro, aún pendiente de determinar.
El coste de la iniciativa será sufragado en su mayor parte por el Consistorio campiñero; los estudiantes sólo deberán adquirir un ‘bono dudas’ de cinco euros para resolver otras tantas cuestiones.