Protección Civil de Castilla La Mancha alerta de de riesgo de lluvias y tormentas en la región

El Servicio de Protección Civil de Castilla-La Mancha, dependiente de la Consejería de Presidencia y Administraciones Públicas, ha comunicado a sus responsables, a los ayuntamientos de las comarcas afectadas por la alerta de nivel naranja y a los grupos de intervención las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología ante riesgos por lluvias y tormentas.

Según la AEMET, en la provincia de Albacete se ha establecido alerta naranja en la comarca de la Mancha albaceteña hasta las 00:00 horas del martes por lluvias, que podrían llegar a ser de 30 litros por metro cuadrado en una hora, y tormentas. Para las comarcas de Hellín, Almansa, Alcaraz y Segura, la alerta es de nivel amarillo por precipitaciones en forma de lluvia, que podrían alcanzar los 20 litros por metro cuadrado en una hora, y tormentas.

En la provincia de Ciudad Real, la alerta en la comarca de la Mancha es naranja hasta las 00:00 horas del martes por lluvias, que podrían llegar a ser de 30 litros por metro cuadrado en una hora, y tormentas. Para el resto de la provincia, la alerta es de nivel amarillo por precipitaciones en forma de lluvia, que podría ser de 20 litros por metro cuadrado en una hora, y tormentas.

En las provincias de Cuenca, Guadalajara y Toledo, se ha declarado alerta amarilla hasta las 00:00 horas del martes por lluvias, que podrían ser de 20 litros por metro cuadrado en una hora, y tormentas.

Para hacer frente a los riesgos por lluvias y tormentas, desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se recuerda que es conveniente adoptar medidas de autoprotección para minimizar los riesgos como evitar estacionar los vehículos ni acampar en cauces secos, ni a la orilla de los ríos para evitar ser sorprendidos por una crecida de agua o por una riada.

También se recomienda que si se tiene que viajar, se utilicen preferentemente carreteras principales y autopistas y que si se encuentran en el campo hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados.

Asimismo se aconseja mantenerse permanentemente informado, a través de los medios de comunicación, de las predicciones meteorológicas y del estado de la situación.

Para atender situaciones de emergencias y de riesgo, Castilla-La Mancha dispone del Teléfono de Urgencias 1-1-2, del que se invita a hacer un uso racional.