Quabit-Barça, “un espectáculo único entre el mejor del mundo y el más modesto de la Asobal”

El club está contando con el apoyo de la institución provincial como ha asegurado el diputado de Deportes, Javier del Río: “Estamos trabajando en el San José para ofrecer la mejor imagen de la provincia y trasladar la capacidad de nuestra provincia para albergar eventos de la máxima categoría”.
 Al respecto, el presidente Alejandro Ortiz ha repasado todas las iniciativas del club para llenar el San José en la que ha denominado la “fiesta del socio”. La entidad capitalina quiere premiar la fidelidad de sus abonados y captar nuevos aficionados al balonmano ya que todos los socios podrán invitar a la persona que quieran a ver el partido completamente gratis.  Además, todo aquel que compre una entrada para presenciar el partido contra el Barça recibirá otra gratis para ver el próximo encuentro del Quabit en casa contra el Torrevieja. A la entrada al pabellón le sellarán la entrada para poder canjearla por otra el próximo 15 de octubre. Y también se ha pensado en los más pequeños y se están repartiendo invitaciones a los niños pertenecientes a las Escuelas que tiene repartidas el club en diferentes colegios de la capital. “Queremos que sea una fiesta para todos. Es un espectáculo único en el que veremos al mejor equipo del mundo y al más modesto de la Liga Asobal”, apunta Ortiz.
 Por último, Javier Rodríguez, director deportivo, ha querido invitar a Guadalajara a disfrutar de “un espectáculo que es difícil de ver y que merece la pena. Ojalá lleguemos a los 1.700 aficionados como la pasada temporada, así el San José será una olla a presión. El Barça es muy difícil, pero no imposible”, comenta el que fuera jugador del FC Barcelona. Rodríguez, que se reencontrará con Pasqui -actual entrenador del conjunto catalán y exportero del Guadalajara- al que le une una buena amistad reconocía que “defendió esta camiseta y hay que recibirlo como se merece”. 
 En el terreno deportivo, también ha transmitido tranquilidad a la plantilla y al cuerpo técnico después de las tres derrotas consecutivas que le han impedido estrenar su casillero de puntos. “A pesar de las derrotas el equipo ha mantenido sus señas de identidad y la actitud es innegociable. Estoy muy tranquilo”, apunta y añade que “recuerdo que en mi primera temporada en Guadalajara no puntuamos hasta la jornada 11ª y la gente no paraba de animar y vibrar con el equipo”.