Quer celebra con devoción el Día del Cristo

quer030914Quer vive el día grande de las fiestas en honor al Cristo de la Misericordia, por ser hoy, día 5, el primer viernes del mes de septiembre. A partir de las doce y media de la mañana comenzaba la Misa Mayor en honor al Cristo, con la Iglesia de Nuestra Señora de la Blanca abarrotada de fieles. La talla negra, que los hermanos del Cristo de Quer bajaron el pasado domingo de su altar, estaba, engalanada de flores, ubicada entre los dos patrones de la villa, San Vicente y la Virgen de la Blanca.

Ofició hoy, además por última vez en Quer, la misa cantada el que ha sido párroco local durante los últimos diez años, Joaquín Gómez Oñoro. Lo hizo acompañado de otros tres sacerdotes, Eugenio Gonzalo, Antonio Fidalgo y Andrés Martinez. Su homilía, además de aludir a la fe que el pueblo de Quer le profesa al Cristo, sirvió también para resumir su estancia en una localidad “a la que le estoy muy agradecido”, afirmó. El párroco recordó algunos datos curiosos, como el de sus 99 bautizos en el periodo, y se refirió también a que, de la mano de las dos hermandades, la del Cristo y la de la Blanca, de la villa, ha tratado de ayudar en lo material y en lo espiritual a quienes lo han necesitado y a quienes lo han pedido.

La Misa, además de la ofrenda floral al Cristo, reúne varios momentos más que son particularmente emotivos, talla e iglesia son rociadas de incienso en varias ocasiones por ejemplo, pero sobre todo, los seteros se emocionan especialmente cuando cantan el himno  del Cristo ante una imagen que fue salvada de la quema durante la Guerra Civil por el fervor setero. El himno dice así: “De tierras americanas, vino  a Quer tesoro y gloria,  en ti Cristo agonizante, Cristo de misericordia. Me desgarra tu dolor, de verte en la cruz sufriendo, que estando por mi muriendo, aún me miras con amor”. Además de los cánticos de Quer, la agrupación musical Ermitage Musical (hoy integrada por rusos y urcranianos) ha interpretado varios temas clásicos a lo largo de la ceremonia al violín, piano y soprano.

Muchos lugareños afirman que lo más bonito de la imagen “es su mirada”. Lucía Duque y su familia no faltan nunca a este día tan especial en la villa. “Para mí, el Cristo lo es todo. Le tengo una devoción enorme porque creo que en muchos momentos difíciles nos ha ayudado a salir adelante”.

El hermano mayor este año es Javier Simón Lamparero, que lo es por devoción y tradición. “Me hace mucha ilusión y, al mismo tiempo es una gran responsabilidad. Soy sucesor de muchos otros hermanos mayores que han sido ejemplo de dedicación al pueblo, de devoción al Cristo y además, excelentes personas”, decía hoy. Además, su abuelo, nacido en Quer, fue hermano mayor, como también lo habían sido su dos hermanos. “Asumiendo el cargo, doy también cumplimiento a la costumbre familiar”, decía.

Ya hoy hubo un recuerdo para los hermanos difuntos, especialmente para aquellos que han muerto en el año 2014, pero será en la Misa de mañana cuando se les recuerde de manera principal.

Al término de la ceremonia religiosa, el Ayuntamiento ha invitado al pueblo de Quer a un refresco y aperitivo en la carpa habilitada al efecto, en la misma Plaza Mayor. El alcalde de Quer, José Ramón Calvo, que también es el secretario de la Hermandad del Cristo que organiza los actos tradicionales, tomó la palabra para dar la bienvenida a los presentes. “Quer es un pueblo de gente joven, pero también nos caracterizamos por el respeto a nuestros mayores y a nuestra historia. La fiesta que celebramos hoy es una manifestación palpable de ambas cosas”, recordó. La charanga de Mondéjar “Los Divinos”, se encargaron de poner la banda sonora al evento. Esta tarde ha tenido lugar la procesión del Cristo por las calles de Quer.