Román hace balance de un año “inversor, pero marcado por la crisis económica y social”

El alcalde cree que “el Ayuntamiento de Guadalajara también ha sufrido de forma directa esta situación, si bien las políticas de austeridad que adoptamos hace unos años, adelantándonos a esta crisis, nos han permitido prestar los servicios públicos en las mismas condiciones de calidad y seguir realizando importantes inversiones tendentes a mejorar el bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos”.

En este sentido, ha destacado el importante esfuerzo que se ha realizado para afrontar casos de emergencia social (en 2010, se han destinado 400.000 euros a este fin) y, a la vez, seguir ofreciendo servicios a colectivos, como los mayores de 65 años, que se están beneficiando de programas como “Ayudándote”, que ofrece, en colaboración con otras asociaciones, servicio de reparto domiciliario de comida, de lavandería y planchado a domicilio, de compra semanal a domicilio, de acompañamiento hospitalario o de atención podológica.

También 2010 ha sido el año que ha sentado las bases para que en 2011 el Ayuntamiento de Guadalajara, destine el 0,7% a Cooperación al Desarrollo (463.000 euros), cumpliendo con el Pacto contra la Pobreza alcanzado por varias administraciones de Guadalajara.

También se han potenciado los recursos naturales de la ciudad. A las importantes mejoras que ha experimentado el zoo de Guadalajara, con la apertura del Aula de la Naturaleza (se han invertido 600.000 euros en estas mejoras), se suma la puesta en uso de la Finca de Castillejos.

Tal y como ha destacado Román, “este año también ha destacado por la apuesta que este equipo de Gobierno ha seguido haciendo por renovar el casco histórico de Guadalajara. Destacan la reforma de la calle Mayor, el entorno de las calles La Mina y Calnuevas, la zona de Barrionuevo y Ángel Martín Puebla.

A este importante proyecto se suman otros de gran envergadura como el aparcamiento de Adoratrices, con 423 plazas y la ampliación del parque, que a pesar de su temprana edad, ya se ha convertido en un referente en la ciudad. También destaca el aparcamiento de la Plaza Mayor, que se encuentra ya en su última fase de ejecución al haber alcanzado hace ya algunos días la cota cero, y las actuaciones realizadas en barrios como Aguas Vivas, tendentes a incrementar sus plazas y favorecer la movilidad.

“Pero además de grandes obras, este equipo de Gobierno, durante 2010, ha demostrado que también se preocupa por los pequeños detalles, atendiendo las reclamaciones vecinales puntuales que les afectan directamente, o recuperando y dando vida a los restos urbanos de Guadalajara. Esto ha supuesto que Guadalajara gane en belleza y que los ciudadanos ganen espacios para ser disfrutados, por ejemplo, el Paseo de La Alaminilla, el parque creado junto a la iglesia del Atance o la recuperación de la zona de Bejanque donde todavía se levanta la olma, entre otros”, ha destacado el Alcalde.