Román quiere dejar la ciudad atada a una empresa durante varias legislaturas

psoe130513Antonio Román pretende que los próximos Gobiernos municipales que surjan de las elecciones de mayo de 2015 y sucesivas estén atados a un contrato por el que se va a dejar en manos de una sola empresa prácticamente todos los servicios municipales durante al menos 15 años, según el PSOE:

Se trata de hasta 11 servicios distintos, que actualmente prestan de forma individual empresas especializadas, y que Román está buscando la forma de aglutinar en un solo contrato que al Ayuntamiento de Guadalajara podría costarle unos 300 millones de euros durante los próximos 15 años, añade el PSOE.

Tras haber privatizado el agua, dejando el servicio en manos de una empresa por 25 años, y tras la reciente y muy criticada adjudicación del servicio de autobuses para los próximos 12 años, este nuevo “megacontrato supondría que Román va a dejar la ciudad de Guadalajara en manos de tres empresas” y que “los próximos gobiernos municipales van a estar absolutamente condicionados por una decisión que Román va a imponer en solitario, sin contar con nadie, y abusando de su actual mayoría absoluta”, ha denunciado la portavoz del Grupo Socialista, Magdalena Valerio.

Estos servicios, absolutamente variopintos, que Román quiere dejar en manos de una gran empresa que sería más fuerte que el propio Ayuntamiento, son: recogida de basura, limpieza viaria, mantenimiento de parques y jardines, limpieza y mantenimiento de los colegios públicos y dependencias municipales, gestión del alumbrado público y los semáforos, calefacción y climatización de colegios e instalaciones municipales, mantenimiento de ascensores, alquiler de bicicletas y servicio de limpieza tras accidentes de tráfico.

“Pierden los vecinos, pierde el Ayuntamiento y alguien saca tajada”.

La portavoz socialista ha criticado que Román lleva dos años preparando este megacontrato de servicios municipales con total secretismo y ya ha gastado más de 60.000 euros de los vecinos de Guadalajara en un informe jurídico y en la redacción de los pliegos de condiciones de licitación del contrato, que no ha encargado a los técnicos municipales sino a una consultora y un despacho de abogados de fuera de Guadalajara.

Además, ha alertado de los efectos que sufrirá la ciudad “si Román finalmente perpetra este despropósito”, que básicamente consisten en que “pierde la ciudadanía, pierde el Ayuntamiento y pierden los trabajadores que actualmente prestan estos servicios municipales en las empresas especializadas que los tienen adjudicados, pero alguien saca tajada”.

Valerio ha explicado, en este sentido, que el megacontrato que intenta adjudicar Román supone que “los vecinos paguen más impuestos por un peor servicio, el Ayuntamiento pierda capacidad de control de los servicios ante una empresa más poderosa que el propio Consistorio, y además se introduce un intermediario más en la prestación de estos servicios como será la adjudicataria que, a su vez, tendrá que subcontratar a empresas especializadas cuyos trabajadores verán empeoradas sus condiciones laborales para que las empresas obtengan beneficios”.

Petición de diálogo a Román.

Tras explicar todas las dudas que surgen ante las intenciones y el secretismo de Román, el Grupo Socialista ha pedido al alcalde de Guadalajara que, antes de aprobar en Junta de Gobierno los pliegos de condiciones que está redactando una consultora externa, convoque el Consejo Social y de Sostenibilidad y los consejos de barrio, que explique a la sociedad civil de Guadalajara lo que pretende hacer y que tenga en cuenta las opiniones de la ciudadanía y de los grupos políticos para “no caer en el mismo error y el mismo desastre que ha cometido con la modificación del servicio de autobuses urbanos”.