Román recorre el Barranco del Alamín y se reúne con los vecinos

El primer edil guadalajareño ha definido el cometido principal de las obras ejecutadas en el Parque Fluvial del Barranco del Alamín por el Ayuntamiento de Guadalajara para acabar con los molestos olores y la proliferación de mosquitos que se originaban a consecuencia del estancamiento de agua y restos biológicos en la zona: “Los trabajos se han centrado en la sustitución de la losa de hormigón de esta conducción con el objetivo de dar solución a los problemas de malos olores y la proliferación de algas que se depositaban en el curso del canal del Alamín. El proyecto que escogió el Ayuntamiento de Guadalajara tenía como principal objetivo acabar con estos problemas que nos manifestaban los vecinos, además de embellecer uno de los barrios más tradicionales, como es el Alamín, que da acceso desde la muralla al caso urbano de la ciudad”, ha explicado Antonio Román.

Como ha detallado el regidor municipal, la sustitución integral de la superficie de hormigón de los 41 vasos que conforman la lámina de agua del Alamín desde su cabecera hasta el final, se han completado con los trabajos de mejora, hasta ocho propuestas, que presentó la empresa adjudicataria en el proyecto que estaban dirigidos a recuperar el entorno del lavadero del Alamín, la instalación de un sistema de recirculación del agua y de aireadores para favorecer la oxigenación del agua en los vasos, la sujeción de los taludes de tierra para evitar la caída de lodos al canal, así como la recuperación de un elemento ornamental como el géiser que los guadalajareños podrán admirar a pocos metros del Puente de las Infantas.

“Son actuaciones continuadas”, ha indicado Román refiriéndose a las obras ya ejecutadas por el Ayuntamiento de Guadalajara este barrio de la ciudad: “Remodelamos el barranco del Alamín, la calle Valencia y ya anunciamos que seguimos haciendo actuaciones para mejorar y para que esta zona tradicional de Guadalajara tenga inversiones y mayor calidad de vida”.

Asimismo, Antonio Román ha querido anunciar que “antes de que finalice el año”, las actuaciones en esta zona se van a completar “en la zona superior del parque con la demolición de unas casetas que nunca se utilizaron y están siendo foco de conflicto en la convivencia por la concentración de personas” que en ellas se producen. Una vez más, recogiendo las demandas vecinales, el alcalde de Guadalajara ha mostrado su firme compromiso de “mejorar las condiciones de salubridad e incrementar la vigilancia para prevenir todo lo relacionado con el trapicheo de sustancias estupefacientes”, ha aseverado Antonio Román recogiendo las preocupaciones que le han comunicado una pareja de vecinos durante la visita.