Román responde a las acusaciones de Valerio sobre el caso López Armada

Antonio Román ha señalado que “más allá del calumnia que algo queda, más allá de la difamación, creo que en la política se tiene que ser mucho más serio”.

El Alcalde ha lamentado que el Grupo Socialista no aporte nada nuevo sobre este asunto, ni ahora, ni el año pasado, antes de las elecciones municipales, cuando “centraron su campaña en tratar de desacreditar al candidato del PP y Alcalde, y lo que consiguieron fueron los peores resultados de la historia del PSOE, de lo que es responsable la Sra. Valerio”.

En relación a la actitud que, según Magdalena Valerio, Antonio Román tuvo con los trabajadores de este empresario que realizaron una huelga de hambre en el Ayuntamiento, el Alcalde ha manifestado que “ella sí que se reunía en la puerta del Ayuntamiento para decirles que siguieran en huelga de hambre, incitando a estas personas a que continuaran en una situación que perjudicaba su salud. Frente a eso, yo me reuní con ellos en el Ayuntamiento, les ofrecí la ayuda de Protección Civil, me interesé por su situación y les ofrecí la ayuda de los Servicios Sociales. A lo mejor lo que quería Valerio es que se pagara a una empresa que estaba embargada por la Seguridad Social”. 

“Basta ya de demagogia, de mentiras y de calumnias por parte de la portavoz de la oposición y de la diputada nacional del PSOE. Acepto cualquier crítica política. Me pueden criticar por las acciones e incluso por las omisiones políticas. Lo que no consiento es la mentira sobre mi persona, sobre mi honradez y sobre la honestidad con la que desempeño el cargo de Alcalde. No lo voy a consentir, ni a Valerio ni a nadie. Yo, por mi parte, voy a seguir con la línea que me tracé hace mucho tiempo en política: la del servicio público y la de la honradez. No puedo cambiar contratos cuando los informes técnicos municipales dan fe de la legalidad de los mismos. Y no voy a consentir que en el pasillo sea la cara amable y cuando se sube a esta mesa, mienta, calumnie y ponga en duda la honradez y honorabilidad del Alcalde de Guadalajara”, ha concluido Román.