Romaní: “Con el Gobierno de Cospedal lo que se puede gastar es lo que se puede pagar”

junta_romani221113El consejero de Hacienda de Castilla-La Mancha, Arturo Romaní, ha afirmado que con el Gobierno de la presidenta Cospedal  “lo que se puede gastar es lo que se puede pagar”.
Durante una entrevista en el programa “Parlamento”, de Radio Nacional de España, Romaní ha puesto de manifiesto que el Ejecutivo de Castilla-La Mancha ha demostrado en estos casi cuatro años de gobierno que “no sólo se pueden gestionar los servicios públicos sin necesidad de enterrar a nuestra comunidad autónoma en deudas, sino que además se pueden seguir mejorando”.
Romaní ha destacado que en los presupuestos para el año que viene, se plasman ya en las memorias de las consejerías muchos proyectos de inversión nueva.
“Estas inversiones están perfectamente encajadas en presupuesto, es decir, el hacer la inversión y pagarla”, ha asegurado el consejero. “Que nadie se olvide de que con este Gobierno lo que se puede gastar es lo que se puede pagar. Además, se puede asumir el gasto corriente que generan las infraestructuras sanitarias o educativas”.
Rebaja fiscal con efectos en la economía
Romaní ha destacado también la rebaja fiscal que ha puesto en marcha el Gobierno de Cospedal, “que no sólo iguala a la del Ministerio, sino que la supera”.
“A los señores del Partido Socialista les parece poco, a mí 200 millones de euros el año que viene no me parecen poco, y otros 43 millones en devoluciones en 2016 a cuenta del IRPF 2015, tampoco”, ha señalado.
Según Romaní, la rebaja fiscal va a producir efectos en la economía porque  “va a incrementar la renta disponible, y en las circunstancias actuales de confianza del consumo y la inversión, esto se va a traducir en actividad económica”.
En este sentido, el titular de Hacienda ha recordado que el único objetivo del Gobierno “es crear empleo, garantizar los servicios sociales, y también generar las condiciones para impulsar la actividad económica”.
Romaní ha explicado que este proceso sólo podía pasar por superar muchos desequilibrios que había en Castilla-La Mancha como el hecho de que  “la Administración Pública, en vez de ayudar a la impulsar la actividad, era un freno y un obstáculo y no hacía más que añadir problemas”.
Reducción del déficit sin ajuste de gasto
En cuanto al déficit, Romaní ha afirmado que sigue siendo una prioridad para el Gobierno regional. En este sentido,  ha explicado que “con el Gobierno de Cospedal es reducido y es decreciente, aunque hay que terminar con él”. Así ha explicado que “seguimos con el programa de consolidación fiscal que va por buen camino” al tiempo que ha señalado que la “reducción se ha absorbido por el ahorro en los intereses del pago de la deuda y por la mejoría en los ingresos”.