Román da la bienvenida a los jugadores de la selección española de baloncesto

El alcalde de Guadalajara fue saludando uno a uno a los jugadores del combinado nacional así como al cuerpo técnico. Para todos tuvo palabras de agradecimiento pero fue especialmente efusivo con Pau Gasol “porque vas a cumplir diez años con la selección aquí, en Guadalajara”, con José Calderón “por mencionar continuamente a Guadalajara en las redes sociales y por la iniciativa fantástica que has tenido para recaudar fondos para los más necesitados”. También fue especial el saludo con Ricky Rubio “que hace cuatro años estuvo en el salón de plenos del Ayuntamiento” y con Juan Antonio Orenga, segundo entrenador, a quien felicitó por el oro conseguido en el pasado campeonato de Europa al frente de la Selección Española Sub-20.

Una vez concluidos los saludos el capitán de la Selección Española, Felipe Reyes sorprendió al alcalde entregándole una camiseta con su nombre. Antonio Román agradeció el gesto y deseó al capitán español que este partido en Guadalajara sirva para repetir en Lituania el oro conseguido hace dos años en Polonia. El Ayuntamiento, por su parte, entregó tarros de miel y varios recuerdos a los integrantes de la Selección.
Otro momento emotivo llegó con el intercambio de presentes que realizaron Pau Gasol y Dayron Robles. Tanto el pívot de los Lakers como el campeón mundial y olímpico de 110 vallas se profesan admiración mutua y habían mostrado interés en conocerse personalmente. El concejal de Deportes, Eladio Freijo, hizo las oportunas gestiones y consiguió que ambas estrellas pudieran compartir unos momentos en Guadalajara. En presencia del alcalde y del concejal de Deportes, Pau Gasol entregó a Dayron Robles una camiseta de la selección española en cuya dedicatoria le deseó muchos éxitos, sobre todo, para los próximos Juegos Olímpicos de Londres. Dayron, por su parte, le entregó su chándal de la selección cubana de atletismo y le reiteró su admiración, sobre todo después de los anillos conseguidos en la NBA con Los Ángeles Lakers.

A instancias del Ayuntamiento, la Federación Española de Baloncesto admitió la posibilidad de que los últimos minutos del entrenamiento fueran a puerta abierta no sólo para los medios de comunicación sino para el público en general. Fueron muchos los guadalajareños que se acercaron hasta el Pabellón Multiusos y que consiguieron después autógrafos y fotografías con sus ídolos, especialmente con Calderón, Ricky y Pau Gasol.