Rozando el liderato (3-3)

Y es que fue un encuentro en el que las cosas fueron de menos a más. Se pasó del aburrimiento a la emoción, poco a poco, pero los aficionados presentes en el feudo amarillo al final disfrutaron de un gran encuentro, con jugadas polémicas, tres balones al palo de los de Molina y los manchegos que consiguieron plantarse con un 1-3 a favor, pero vieron como el ímpetu amarillo acabó por igualar el marcador.
Las fuerzas de ambos conjuntos empezaron igualadas durante los primeros compases del partido. Los dos contendientes parecían estar midiendo sus posibilidades de cara al arco rival, pero sin conseguir rematar claramente entre los tres palos. La falta de oportunidades hacía aparecer incluso algunos bostezos en los aficionados presentes.
Pero el ímpetu local hizo que el marcador se estrenara a los diez minutos del encuentro. Fue Lucas quien logró entrar por la banda derecha, dejó el balón a su compañero Fofo, quien logró ganar la espalda a la defensa, rozando el fuera de juego, y batió a Saizar de tiro raso.
El tanto hizo reaccionar a los hombres de Carlos Terrazas, que parecían dormidos hasta entonces. Al poco de recibir el tanto, el Guadalajara logró igualar el marcador. Corría el minuto 13, cuando Iván Moreno se sacó un fortísimo disparo de sus botas desde el borde del área pequeña impidiendo que el meta amarillo Mariño, lograra detenerlo peso a que logró acariciar el esférico.
El conjunto guadalajareño empezó a espabilar y a buscar con insistencia la meta amarilla. En el minuto 17 Aníbal tuvo en sus botas la oportunidad de remontar el marcador, pero tras recortar al defensa amarillo Kiko, no logró superar al portero local.
Carlos Terrazas tuvo que cambiar de planes cuando, en el minuto 20, Arriga tuvo que ser sustituido por Ryan, debido a una lesión.
Las tornas empezaron a cambiar y era ahora el equipo de Molina quien empezó a poner en peligro el empate. En casi dos ocasiones seguidas, primero Lucas estrelló el balón en la madera y apenas un minuto después, fue Dervite quien vio como el larguero le impidió subir el segundo tanto al marcador.
El encuentro empezó entonces a animarse, despertando ya al público presente que estaba ya interesándose por las finales de otro deporte.
Los guadalajareños tuvieron también de nuevo la oportunidad de haber conseguido irse al descanso con el marcador a favor, pero de nuevo Aníbal no logró batir a Mariño, quien logró despejar el balón en el uno contra uno, cuando se quedó solo ante el peligro enfrente del delantero manchego.
El discurso que les debió dirigir Terrazas a los suyos durante el descanso les debió servir a sus jugadores como inspiración, ya que a los tres minutos de la reanudación, en el 48, Javi Soria puso un balón en franquicia a su compañero Ryan para que ganara en carrera a su defensor consiguiera batir a Mariño de tiro raso.
Los amarillos estaban viendo como se les puso en contra un encuentro que parecía iban a poder ganar cuando lograron estrenar el marcador.
Y más todavía de cara se les puso cuando en el minuto 60, Dervite derribó claramente a Aníbal dentro del área amarilla, cuando el delantero manchego encaraba solo a portería. El colegiado, con toda la razón del mundo, señaló el punto de penalty y le enseñó la cartulina roja al defensa francés del Villarreal B. Ernesto se encargó de transformar la pena máxima.
Lejos de tirar la toalla, los de José Molina no quisieron darse por vencidos y continuaron pese a estar con uno menos, buscando la meta contraria como podían.
Así, en el minuto 68, Jaume consiguió un tanto casi imposible a rematar a puerta desde casi la misma línea de fondo, prácticamente sin ángulo, sorprendiendo de todas todas a Saizar.
Aunque lo normal era que el Guadalajar estuviera tranquilo con la ventaja numérica tanto en jugadores como en goles, los de Terrazas veían como los amarillos no cejaban en su empeño buscando la portería de Saizar. Así, en el minuto 70, Airam intentó sorprender con una vaselina al portero manchego, pero el balón acabó estrellándose en el larguero.
Pero los ánimos amarillos no decayeron en ningún momento, siguieron luchando ante la adversidad y a falta de un minuto para el final del encuentro, lograron su gran premio, cuando Llorente cedió el balón a su compañero Joselu, que llevaba a pneas cinco minutos sobre el terreno de juego, quien desde el borde izquierdo del área consiguió el tanto del empate, impidiendo así al CD Guadalajara ponerse como líder de la clasificación, con la consecuente tristeza de los guadalajareños al ver como perdieron dos importantes puntos pese a contar con un jugador más durante gran parte de la segunda mitad.

VILLARREAL CF. B – CD. GUADALAJARA, 3-3
Villarreal B: Mariño, Kiko Olivas, Marcos, Airam (Joselu, min. 84), Jaume, Pedro Vázquez (Nico, min. 63), Lucas, Dorian, Llorente, Fofo (Iriome, min. 77) y Pere.

Guadalajara: Saizar, Javi Barral, David Fernández, Arriaga (Ryan, min. 20), Javi Soria, Aníbal, Ernesto, Ander Gago, Iván Moreno, Jorge (Jony, min. 46) y Jonan.

Goles: 1-0, min. 10: Fofo; 1-1, min. 13: Iván Moreno; 1-2, min. 48: Ryan; 1-3, min. 62: Ernesto (de penalty); 3-3, min. 89: Jaume.

Árbitro: Mariscal Sánchez, ayudado por Egido Rozas y Baena Espejo. Amonestó a los locales Airam, Marcos, Nico y Lucas; así como a los visitantes Jorge, Javi Soria, Javi Barral y Ernesto. Expulsó al local Dervite en el minuto 60 por roja directa.

CAMPO: Partido disputado en el Mini Estadi de la Ciudad Deportiva del Villarreal ante unos 1.000 espectadores.