Se completa el 100% de la renovación del alumbrado público en los pueblos consorciados

consorcio_energetico180914Las localidades que forman el Consorcio Energético de la Campiña : Azuqueca de Henares, Fontanar, Marchamalo, Quer, Torija, Torrejón del Rey, Uceda y Yunquera de Henares, excepto Torija que lo hizo con anterioridad, han renovado la totalidad de su alumbrado público instalando una nueva tecnología menos contaminante, menos costosa y más eficaz. Todos ellos han optado por la innovación tecnológica LED dirigida hacia la sostenibilidad ambiental y la construcción de municipios inteligentes, asumiendo un proyecto que comenzó el lunes 26 de mayo en las localidades de  Quer y Torrejón del Rey, y que ha concluido según los plazos previstos.
En total se han renovado 12.573 puntos de luz en menos de cuatro meses. Un enorme esfuerzo llevado a cabo tanto por las empresas suministradoras: Philips y Socelec, como por la empresa que ha realizado  la instalación, Elecnor.  La tecnología empleada en esta profunda renovación ha sido fabricada aquí en España, en Valladolid, y en Marchamalo, donde la empresa Socelec tiene su factoría.

Gracias a la instalación de esta nueva tecnología se conseguirá un ahorro del 30,47% en el gasto en alumbrado público de los municipios, lo que supone una reducción de más de 500.000 euros anuales. La renovación se extiende también a la gestión diaria de las instalaciones, introduciendo un sistema de telecontrol que proporciona un diagnóstico eficaz y en tiempo real de la situación del alumbrado.

El presidente del Consorcio Energético de la Campiña, José Luis Blanco, se siente satisfecho por el trabajo realizado: “Se ha completado el cien por cien de la instalación en un tiempo casi récord, sólo faltan algunos retoques que se irán corrigiendo según se vayan haciendo las revisiones. Pero lo más importante es que hemos sabido conjugar la eficacia con el ahorro y la sostenibilidad, y eso es algo muy importante para nuestros vecinos. Con la tecnología LED se disminuye notablemente el consumo eléctrico y por tanto la factura anual por este concepto, con la consiguiente reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera,  a la vez que se obtiene una iluminación de mayor calidad”.  Para el presidente del Consorcio esta unión intermunicipal ha sido beneficiosa para todos los pueblos, independientemente del color político de sus gobiernos. “Lo que siento es que algunos municipios que participaron en las primeras conversaciones se autoexcluyeran no sabemos si por voluntad propia o por imperativo de instancias superiores, porque sus vecinos no se podrán beneficiar de este importante ahorro”.

Un acuerdo de mantenimiento de 12 años

La empresa encargada de llevar a cabo la renovación ha sido Elecnor, que el pasado 31 de enero firmó un contrato con el Consorcio Energético de la Campiña para la prestación de servicios energéticos y para el mantenimiento con garantía total de las instalaciones de alumbrado público de los municipios consorciados durante los próximos 12 años. “Este acuerdo”, asegura Blanco, “garantiza que se vayan subsanando las pequeñas correcciones que sean necesarias, habituales cuando se acomete una intervención de esta envergadura”.

Entre las ventajas con las que cuenta esta nueva tecnología se encuentra el material utilizado que asegura una mayor vida útil, menores costes de mantenimiento y la ausencia de materiales pesados con respecto a las viejas bombillas. Con su aplicación, los pueblos se ahorrarán una cifra global de más de 6 millones de euros en los próximos 12 años, dinero que podrá ser invertido en un mejor servicio público.

El proyecto contempla la reforma y mantenimiento del alumbrado público con criterios de eficiencia energética y empleando tecnología LED.  Como ya se ha dicho, Elecnor se encargará del mantenimiento integral de las instalaciones, tanto preventivo como correctivo, la reparación de elementos deteriorados por el uso, las obras de mejora y renovación de las instalaciones y prestará un servicio de 24 h.

Es importante destacar la telegestión del alumbrado a través de Cimelux, un sistema de control remoto para la gestión integral de las instalaciones de alumbrado público que proporciona un diagnóstico eficaz del estado en cabecera de línea. El sistema informa en todo momento de las alarmas de mal funcionamiento en las líneas y permite modificar a voluntad el encendido, apagado y regulación de cualquier cuadro de forma remota.

La modernización de las instalaciones supone un cambio en la percepción que tienen los ciudadanos de la iluminación de su localidad, ya que se ha pasado de fuentes de luz basadas en vapor de sodio y de mercurio a tecnología LED que ofrece índices de reproducción cromática muy superiores, con el consiguiente aumento de la sensación de seguridad en las calles y una mejora en la calidad de la luz.

La aplicación de un sistema de iluminación inteligente, pone en valor las calles, los espacios públicos y los edificios de nuestros municipios. Al mismo tiempo ofrece comodidad, personalización, seguridad y eficiencia, y transforma la manera con la que el ciudadano se relaciona con la iluminación, creando entornos diferentes según las demandas y las necesidades.

Esta transformación no supondrá ningún desembolso económico para los vecinos. La financiación de la instalación se ha realizado a través de un modelo de prestación de servicios energéticos que permite el cambio de la iluminación sin necesidad de inversión inicial por parte de los municipios del Consorcio. “Tenemos mejor iluminación, con menos gasto y gracias a este modelo, los propios ahorros  energéticos  generados financian la renovación tecnológica”, asegura Blanco