Se rompió la mala racha (0-2)

Las nubes en el equipo local asomaron pronto en el microclima de un bloque al que le cuesta despertar, al que le duele el balón y la posesión, al que, en definitiva, tiene que amanecer en los partidos tras sopapos que intimidan. Eso hizo el cuadro de Terrazas, más enchufado desde el inicio, con un sitio más ajustado a un nivel al que le faltó más pegada, que no posesión. Controlando los alcarreños fueron mejores en el primer tercio de la primera mitad. Dominaban sin excesivos apuros ante un rival local que simplemente observaba, que, como espectador, veía pasar los minutos y no se hallaba. Dolía ver a los de Carlos Ríos en esa situación jugando como locales.
Viendo que los morados apenas dañaban, los cantonales se crecieron. Quizás tuvo algo que ver la expulsión de Juanmi, entrenador de porteros, a los diez minutos. No necesitaron mucho pues hicieron recular a los de Terrazas hacia su propio campo y comenzaron a ganar comodidad gracias a una mejor situación, sin dejar balones perdidos, con mayor presión a la salida de los visitantes. Y así, con una velocidad de crucero mucho mayor, se comenzaron a gustar llegando las ocasiones casi por la propia inercia del dominio. Raimondi avisó, a la media vuelta, en el 19. Un minuto después Collantes, tras un saque de esquina hacía lucirse a Saizar. Y, en el córner posterior, Jonan García sacaba de cabeza un remate que se colaba en la meta alcarreña tras remate de Abraham Paz. Hasta el descanso el control fue de los caseros aunque Raimondi y Braulio ponían en un brete cada vez que tocaban el balón a los defensores visitantes.
En la segunda mitad, el guión pareció seguir teniendo color casero, pero, a la primera, prácticamente de todo el partido, los alcarreños se pusieron por delante en el marcador. Fue una rápida contra tras un error en el centro del campo de los de casa. Recuperaron con rapidez dando metros a David que, cerca del área, dejaba a placer el balón a Aníbal para que, tras pegar en el palo, el gol sumara. Y en eso quedó el bagaje ofensivo alcarreño; una llegada, un gol. Suficiente desatino para los locales que, pese a la inferioridad de acierto, no cesó en su empeño hasta el final, y eso que dispuso de oportunidades como para lograr, al menos un punto que les dejara un sabor tan poco amargo en sus bocas.
Marc Fernández, Abraham Paz o Raimondi las tuvieron en sus botas en los últimos minutos. Encajonaron a los morados que, aún así aprovechando un error en el despeje de Juanma, pudieron aumentar la diferencia. Fue Nico el que marró lo que pocos hacen. Pudo ser la sentencia, algo que lograría dos minutos después con el equipo blanquinegro volcado sobre la meta de Saizar. 

FC. CARTAGENA – CD. GUADALAJARA, 0-2

CARTAGENA: Juanma; Txiki, Chus Herrero, Abraham Paz, KIjera; Collantes, Mariano Sánchez (Héctor Font, 46), Dimas, Lafuente (Marc Fernández, 56); Braulio (Salva Chamorro, 78) y Raimondi.

GUADALAJARA: Saizar; Antonio Moreno, David, Ghafoor, David; Iván Moreno, Soria, Jonan García, Ernesto (Gerard, 76); Arriaga (Nico, 65) y Aníbal (Cristian, 86).

Goles: 0-1 (min. 56): Aníbal remata un centro desde la izquierda de David. 0-2 (min. 89): Nico, desde fuera del área.

Árbitro: Ocón Arráiz (Colegio riojano). Amarilla a Lafuente (min. 51)

CAMPO: Incidencias: 7.400 espectadores en el Municipal del Cartagonova.