Según denuncia Ana Fabián: Los Centros de salud de Guadalajara no tienen vacunas antigripales desde hace un mes

La campaña de vacunación contra la gripe se inició en la última semana de septiembre y, según las previsiones anunciadas por el Gobierno de Cospedal, debía prolongarse durante tres meses, hasta final de año, pero la realidad es que los centros de salud que han quedado desabastecidos sólo han podido administrar la vacuna durante apenas 15 días.

La secretaria de Sanidad y Consumo del PSOE de Guadalajara, Ana Fabián, achaca el problema del desabastecimiento de vacunas antigripales a los recortes que Cospedal está haciendo a la sanidad pública, y que en este caso ha supuesto una reducción de un 20% en el número de dosis distribuidas a los centros sanitarios de Guadalajara: según los datos difundidos por el propio Gobierno regional, su previsión inicial era repartir este año 34.000 vacunas entre los 32 centros de atención primaria y el hospital de Guadalajara, frente a las 42.435 dosis que se distribuyeron en la campaña del año pasado. Es decir, se partía ya de un recorte reconocido por el Gobierno regional de 8.000 dosis en la provincia de Guadalajara.

“El consejero de Sanidad alardeaba en septiembre de estar ahorrando un 40% en la campaña de vacunación de la gripe de este año, pero una vez más se demuestra que los pretendidos ahorros de Cospedal se hacen a costa de la salud de los ciudadanos”, apunta Fabián.

La secretaria de Sanidad del PSOE  añade que el Gobierno regional no tiene excusas, porque cuando hace algunas semanas se detectó un problema en las vacunas que procedían de dos laboratorios, de los cuatro que las producen, desde la Consejería se apresuraron a decir que esta circunstancia no afectaba a Castilla-La Mancha, dado que las vacunas distribuidas en la región se habían adquirido a otros laboratorios farmacéuticos y además se habían comprado antes que en otras comunidades autónomas.

Recorte antieconómico e incomprensible.

Ana Fabián también califica de “antieconómico e incomprensible” este recorte de Cospedal en el número de vacunas contra la gripe distribuidas en los centros de salud de Guadalajara, ya que dejar sin vacunar a personas que forman parte de la población de riesgo “provocan mayor número de atenciones en urgencias y hospitalizaciones, además de posibles complicaciones en pacientes con dolencias crónicas, lo que acaba siendo mucho más costoso para el sistema regional de salud”.

En este sentido, la responsable de Sanidad del PSOE provincial recalca que “las campañas de vacunación tienen un fin preventivo, que está aceptado internacionalmente porque hace mucho más eficiente al sistema sanitario al reducir la incidencia de la gripe y la atención sanitaria que requiere” y, por tanto, “el éxito de la campaña depende de que la vacuna sea administrada al mayor número de personas posible dentro de la llamada población diana”.

La población diana de la campaña estacional de vacunación contra la gripe son las personas mayores de 65 años, niños, pacientes con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas, trabajadores de centros sanitarios y de los servicios públicos esenciales y personas que convivan con otras pertenecientes a los grupos de alto riesgo.