Según el PSOE, el Plan de Ajuste descubre las mentiras del PP sobre la deuda del ayuntamiento cabanillero

“El alcalde, Jaime Celada, tan solo estaba buscando una excusa para justificar brutales recortes en servicios y aumentos de tasas e impuestos”, ha afirmado el portavoz del Grupo Socialista, José García Salinas.  

De acuerdo con el documento aprobado por el propio Equipo de Gobierno, la deuda reconocida con proveedores es de 4,3 millones de euros. A esta cantidad, incluso se le podría restar más de medio millón de euros que el Ayuntamiento reclama a la anterior contrata de jardinería, pero ha sido incluido como pendiente de pago pese a estar en litigio. “¿Dónde están ahora los ocho millones de euros en facturas? ¿Dónde están los 12 millones de deuda o los 14 millones que llegó a decir la concejala de Economía y Hacienda en alguna ocasión?”, se ha preguntado García Salinas.

Aunque en este plan no están incluidos los pagos pendientes a entes públicos, el portavoz socialista ha recordado que el Ayuntamiento de Cabanillas tiene también pendiente de cobro una cantidad que ronda los seis millones de euros en conceptos como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), plusvalías o deudas del Gobierno de Dolores de Cospedal.

En este sentido, ha calificado como “insólito” que Celada se niegue a reclamar a Cospedal al menos los intereses del préstamo que el Ayuntamiento va a pedir para cubrir el coste de servicios que el Gobierno regional no ha pagado, aunque son de su competencia. “Son más de 30.000 euros que van a salir del bolsillo de los vecinos de Cabanillas, de los que se olvida el alcalde para ponerse al servicio de los intereses de su partido”, ha afirmado García Salinas.

El IBI sube 60 euros
En relación con el contenido del Plan de Ajuste, ha explicado que el voto en contra del Grupo Socialista se debe a que “es improvisado e irreal, con un objetivo exclusivamente recaudador”. El PP va a imponer una subida del IBI que aumentará en una media de 60 euros el recibo que pagan los ciudadanos, además de aumentar las tasas del servicio de ayuda a domicilio o el servicio de estancia diurnas para los mayores de Cabanillas. También se ha puesto precio a las actividades culturales destinadas especialmente a adolescentes, que antes eran gratuitas.

Por el contrario, Celada ha aplicado severos recortes a servicios básicos, como la educación, con una drástica de reducción de la limpieza en los centros educativos, que ha enviado al paro a un buen número de trabajadoras y los propios padres de alumnos han relacionado con la aparición de algún problema de salud. Para el próximo curso escolar, el alcalde eliminará el servicio de ludoteca, que facilitaba la conciliación de la vida laboral y familiar. Además, los nuevos pliegos de condiciones para gestión de las guarderías rebajarán la calidad del servicio y se ha reducido significativamente la aportación a la Escuela Municipal de Música y Danza.

El PSOE pide rebaja de sueldo alcalde y concejales
En vez de aplicar recortes a los servicios que reciben los ciudadanos, el Grupo Socialista propuso una batería de medidas de austeridad para equilibrar las cuentas municipales, que fueron rechazadas por el Equipo de Gobierno del PP. García Salinas ha destacado entre ellas la reducción del sueldo del alcalde y los concejales, al igual que lo hizo en dos ocasiones el PSOE durante el mandato anterior, en el que ni siquiera se aplicaron las subidas del IPC. También se ha mostrado en contra de aumentar los gastos fijos del Ayuntamiento con nuevas plazas de funcionarios, como pretende hacer el PP mientras pide un esfuerzo a los vecinos.