Sigüenza celebró San Vicente al son de la dulzaina y el tamboril

A las 19:00 horas el mayordomo y los cuatro hermanos menores de la Cofradía del Santo encendieron el fuego acompañados por el sonido de dulzainas y tamboriles. Con la hoguera ya parcialmente consumida,  niños y jóvenes saltaron sobre las ascuas buscando el fuego purificador y se tiznaron la cara con pedazos de carbón, como es costumbre en Sigüenza. En 2011, y por segundo año consecutivo, la Asociación de Empresarios local organizó una serie de actos adicionales y exposiciones para recordar los hechos históricos de la reconquista de Sigüenza acontecida el día 22 de enero de 1124. 
Los actos religiosos se iniciaron hace dos semanas con la novena donde se cantaron “los gozos del Santo” todas las tardes durante nueve días hasta la víspera, el día 21 de enero. El mismo día de San Vicente, al sábado 22 de enero, de nuevo el soniquete de  dulzaina y del tamboril se adueñó de las calles de la Ciudad del Doncel desde primera hora de la mañana, añadiendo sus notas a la hermosa banda sonora habitual de las campanas seguntinas. Las autoridades políticas y religiosas presentes en el día del patrono de la ciudad se unieron a la comitiva sonora desde la Plaza Mayor y en dirección a la Iglesia de San Vicente.  Acompañando a la Corporación Municipal en la celebración estuvieron la presidenta de la Diputación Provincial de Guadalajara, María Antonia Pérez León; el vicepresidente primero de la Diputación, Rafael Esteban; la subdelegada del Gobierno en Guadalajara, Araceli Muñoz; la directora general de formación de la JCCM, Yolanda Lozano; la delegada de Educación y Cultura de la JCCM en Guadalajara, Reyes Estévez; y el Diputado Popular, Gabino Cogollo, entre otras personalidades. En la joya del románico que es la Iglesia de San Vicente fue el obispo de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara, José Sánchez, el encargado de oficiar la Misa.

En la tarde del sábado la música de la dulzaina tomó, esta vez por completo, el protagonismo festivo. Una abarrotada Ermita de San Roque fue testigo de la celebración de la XXIV edición del festival de la Dulzaina “José María Canfrán”. El certamen lo organiza la Asociación de Dulzaineros de Sigüenza con la colaboración del Ayuntamiento. “De nuevo hay que felicitar a la Asociación de Dulzaineros por la impecable ejecución del festival, por la calidad de las actuaciones que traen y por el trabajo que llevan a cabo para recuperar los sonidos tradicionales actualizándolos en el presente”, afirmaba hoy Francisco Domingo, alcalde de Sigüenza. Además de los dulzaineros de Sigüenza, actuaron Juan Albacete Leal (Maranchón), el cántabro Carlos Ealo, el segoviano Jesús Costa y el grupo soriano Atalaya.
El domingo, día 23 de enero, se celebró el día de “San Vicentillo” en los soportales de la Plaza Mayor.  Igualmente al son de la dulzaina y el tamboril, niños y mayores bailaron el “bibitoque”, durante el que era costumbre  repartirse vino, naranjas y dulces por los hermanos entrantes en la Cofradía. Como en años anteriores el “bibitoque” estuvo acompañado por de la salida de gigantes y cabezudos, disparo de juegos japoneses y chocolatada para todos los participantes. La Plaza Mayor se llenó de nuevo, pese al frío, para rematar el programa de festejos.