Sigüenza habló sobre hermanamientos en las X Jornadas de Investigación en Archivos de CLM

 

La archivera fijó las primeras referencias de las relaciones internacionales en Sigüenza en la Edad Media, recordando  como la reconquista y repoblación de los territorios que se iban ganando para el cristianismo favorecieron la llegada de nuevos pobladores, principalmente  artesanos y comerciantes, que se fueron estableciendo con sus productos  en estos lugares. Algunos llegaron a través del  Camino de Santiago, que fue una importante vía de comunicación que también favoreció la llegada de maestros canteros, cuya huella quedó impresa en iglesias medievales, siendo la de Santiago en Sigüenza un claro ejemplo.

Amparo recordó que fruto de aquella corriente de europeización, que penetraba en los territorios peninsulares a través de la ruta jacobea, fue el impulso que sintió la Iglesia para la concesión de  obispados a eclesiásticos de origen francés. Así se explica la llegada de obispos – guerreros capaces de luchar y levantar la antigua diócesis visigótica. El ejemplo en Sigüenza es D. Bernardo de Agén, quien siguiendo la costumbre habitual en aquellos siglos, llegará acompañado de un séquito de  familiares y personas de su confianza para instalarse en su nuevo destino, y posteriormente realizará el traslado de las  reliquias de los santos  que veneraban  en sus tierras de origen. Así llegan a Sigüenza procedentes de Aquitania las  reliquias de Santa Librada.

Una vez restaurada la sede episcopal y fruto del establecimiento de vínculos con  la Santa Sede, a quién correspondía el nombramiento de Obispos, surgen las primeras relaciones, algunos de cuyos testimonios han quedado reflejados en bulas y cartas papales que testimonian estos actos de la diplomacia exterior. Precisamente, en el año 2009 dentro del ciclo de  conferencias que cada verano organiza en Sigüenza la Asociación de Amigos del Archivo Histórico Provincial  de Guadalajara, Pedro Olea, profundo conocedor de la historia de nuestra ciudad, ofreció una  espléndida conferencia sobre las Relaciones entre Roma y Sigüenza durante los siglos medievales.

En el siglo XVI llega a la ciudad el obispo Don Fadrique, oriundo de tierras portuguesas, que siente una especial predilección por Santa Librada, a quien la tradición atribuye orígenes portugueses. Don Fadrique  dejó un importante legado artístico en Sigüenza destacando  en la catedral el magnífico altar dedicado a la santa, que además serviría como sepulcro del propio Obispo. 

Estos  dos antecedentes, Santa Librada y Don Fadrique de Portugal, han sido las figuras que han servido como nexo de unión para la realización de hermanamientos entre  Sigüenza y las ciudades de  Sainte Livrade Sur Lot y Vila Viçosa.  Aunque el origen de los hermanamientos es muy antiguo, es tras la Segunda Guerra Mundial cuando cobran mayor impulso, como uniones simbólicas cuya finalidad  es el trabajo conjunto para diseñar estrategias de cooperación municipal, por encima de fronteras y diferencias, que permitan estrechar los vínculos y lograr nuevas perspectivas socioeconómicas, culturales y turísticas  entre dos ciudades.
 
La serie documental que refleja estos actos es la de los expedientes de hermanamiento. En el campo de la archivística estos expedientes constituyen  una serie documental muy poco estudiada. Sin embargo, en  el área de la diplomacia y relaciones exteriores, desde el punto de vista de los estudios de protocolo y diplomacia, la organización de los actos de hermanamiento es objeto de importantes estudios. Como ejemplo, la Escuela Internacional de Protocolo publicó en su Boletín de Noticias el 13 de julio de 2006 la primera visita de protocolo que realizó la delegación municipal de Vila Viçosa a la ciudad de Sigüenza, como modelo y ejemplo del primer paso a seguir para la realización de un hermanamiento.  En el ámbito universitario los hermanamientos tienen gran importancia porque favorecen la realización de programas de intercambio de alumnos y un trasvase de conocimientos científicos.

La ponencia de Amparo Donderis podrá leerse íntegramente cuando se publiquen las Actas de las X Jornadas de Investigación en Archivos de Castilla – La Mancha.