Sigüenza roza los 100.000 visitantes en los primeros diez meses del año

En total han sido 97.151 las personas que acreditaron su estancia en las dos oficinas de turismo locales, una cifra que asegura ya que la ciudad volverá a rebasar la barrera de los 100.000 visitantes a finales de año, máxime teniendo en cuenta que en el pasado puente de Todos los Santos, a caballo entre octubre y noviembre, se registraron un total de 2005 visitas.

“Esperamos que los últimos eventos gastronómicos en los que la ciudad de Sigüenza ha tenido representación y su repercusión mediática incidan positivamente en el número de visitas que recibiremos en los últimos dos meses del año”, comenta el concejal de Turismo de Sigüenza, José Luis Alguacil.

Por otra parte, el Tren Medieval a Sigüenza va a volver a colgar el cartel de no hay billetes en su temporada de otoño, puesto que, a excepción del primer viaje en el que no llegó a completarse del todo el pasaje, el resto de los viajes ha llegado con un 100% de ocupación. En los últimos tres viajes de la temporada, programados para los días 12, 19 y 26 de noviembre, todavía quedan plazas disponibles. Los billetes pueden adquirirse de forma anticipada en el teléfono 902 320 320, o bien en cualquiera de las estaciones de RENFE. 

El precio de esta completa propuesta de ocio para descubrir Sigüenza que incluye viajes ida y vuelta en tren, animaciones, degustaciones a bordo, guías turísticos, visita a la catedral y seguro de viajeros es de 27€ para adultos y de 16€ para niños menores de 14 años. Como en anteriores ediciones y en la temporada de primavera, la Red de Paradores sorteará una estancia para dos personas en la ciudad por cada viaje. Con la VII Edición colaboran la pastelería Atrio, que obsequia a los pasajeros con una degustación de yemas seguntinas a bordo, y la Asociación de Empresarios de Sigüenza colabora con las bolsas promocionales de la ciudad que incluyen todo tipo de mapas y folletos turísticos. Patrocinadores del Tren Medieval son en 2011 la Diputación Provincial de Guadalajara, la Junta de Comunidades y la empresa Font Vella.