Solemnidad y devoción en la procesión nocturna de la Virgen del Campo de Trillo

En la eucaristía se ponía fin a la novena de la Virgen en un templo abarrotado de trillanos, fieles devotos de su patrona. Además del párroco local, Santiago Jiménez, ayudándole a oficiar la ceremonia estuvieron otros tres sacerdotes trillanos, entre ellos el veterano Felipe Gutiérrez Esquiró, misionero en América del Sur, principalmente en Chile donde reside en la actualidad. El coro de la Iglesia acompañó con sus voces y guitarras la Misa.

La comitiva religiosa ha seguido un trazado similar al de los últimos años. La Virgen salía en andas de la Iglesia de la Asunción para aparecer en la Plaza Mayor, continuar por  la calle de la Tajonada, Plazuela de la Vega, calles de San Bernardo y San Martín,  cruzar después el río y regresar al templo por el mismo camino. Desde hace 8 años, la Señora cruza en su procesión nocturna el bello Puente sobre el Tajo, emblema de la localidad, y llega hasta La Fuentecilla. Como novedad en 2011, al paso de la Virgen por el Puente se ha encendido por primera vez el nuevo alumbrado del monumento, basado en proyectores de tecnología LED que resaltan a partir de hoy su valor histórico y arquitectónico.

La procesión ha sido emotiva y solemne. Poniéndole música a la devoción de los trillanos en su discurrir por las calles del pueblo ha estado la Banda Municipal de Pastrana. Mañana, día 8 de septiembre, los vecinos de Trillo devolverán la imagen de la patrona a su morada habitual, la Ermita a la que da nombre, para celebrar el día grande de las fiestas de Trillo.