Sonó el chupinazo, y ¡Trillo, de fiesta!

trillo050914Trillo tenía ganas de fiesta. De la Plaza Mayor, a partir de las 17:30 horas, salían de coches y furgonetas los tambores de la batucada Zumbo, de Horche, y de la Vianatukada, que forman quince tambores del pueblo de Viana de Mondéjar. Ya el año pasado hicieron bailar con sus ritmos brasileños a los trillanos a su paso, pero hoy se han superado.
Sin duda, ellos han sido el motor del chupinazo, atronando con su alegría las calles estrechas del casco viejo. Conducidos por el saber hacer del profesor que lleva dos años dándoles clases, Rubén Ruiz, enfilaban primeramente la calle de las Eras, en dirección al Royo, sin que nadie a su paso pudiera dejar de bailar. Solo pararon un segundo, para dejarse fotografiar con las Tetas de Viana al fondo. Jesús Rodrigo, alcalde pedáneo de Viana, era uno de los integrantes de la formación. “La gente nos ha felicitado a nuestro paso, y nos hemos venido arriba. Hemos disfrutado, y creo que también hemos hecho disfrutar”, decía. Los ritmos samba reggae, “en avenida” y tamanquinho han transportado a los peñistas al corazón de Río de Janeiro, “de donde son originarios”, explicaba Ruiz.
Al son de los tambores, los lugareños se iban uniendo al desfile. La caravana sonora se fue incrementando con peñistas ataviados con sus uniformes multicolores o bien disfrazados con atuendos variopintos. Hubo hawaianas, presos y hasta un zoológico peñista, además de todo tipo de pelucas, gafas y pistolas acuáticas, cuyo accionamiento venía bien, puesto que el calor ha apretado esta tarde de lo lindo en la ribera del Tajo, bien por encima de los treinta grados.
Después de una hora de sonoro desfile, la comitiva, que a esa altura se acercaba a las quinientas personas, llegaba a la Plaza Mayor, donde les esperaban otras tantas. Los chicos de la peña Rule Rule, siempre originales en sus atuendos, se han disfrazado este año con atuendos punk, que pasearon con su habitual buen humor.
Pasadas las seis y media de la tarde, tomó la palabra el alcalde de Trillo, Francisco Moreno quien, ataviado con su camisa de la peña Los Garrotes, deseó unas fiestas felices y llenas de alegría bien entendida a los trillanos, antes de dar el paso al pregonero.
Este año fue Miguel Angel Navarro, de la peña El Vacío a la que le correspondía por antigüedad dar el pregón, el elegido por sus compañeros para dirigirse al pueblo. Desde la balconada del Ayuntamiento y ante una Plaza Mayor llena, Navarro dirigió unas divertidas palabras a sus paisanos: “disfrutando os queremos ver en las eras, en los conciertos y en los bares, siempre abiertos, y en los toros os pedimos que gritéis un olé”. Tanto el peñista como el alcalde de Trillo terminaron sus discursos con los vivas a Trillo, a sus fiestas y a la Virgen del Campo.
A continuación, la comisión de festejos entregó sus divertidos premios de miss y míster 2014. Miss Amanecer ha sido Yolanda Tejedor (Peña Pogo Lunar); Míster Somarro, Rafael Batanero; Míster “Ayabate”, Eusebio Moreno (Peña, el Royo); Miss Abanto, Elena Bodega (Peña el Kaos); Miss Pilón, Lorena Fernández (Peña Los Incontrolables) y Míster Pilón, Manuel Gambrunero (Peña los Zumbaos).  Por fin, después de la entrega de bandas y distinciones a las peñas, el artificiero local, Francisco Morales, dio la señal para que sonaran las tracas y el chupinazo, y volara el confeti.
La charanga Cubalibre tomó el relevo de la batucada para continuar el recorrido musical por las calles de Trillo, una vez terminaron de sonar los cohetes. Como cada año, la algarabía de la Plaza Mayor se convirtió poco después es respeto y devoción hacia la patrona de Trillo, que está en la Iglesia desde el pasado dos de agosto, puesto que hoy se ha terminado de rezarle la novena.
.