SOS de la Casa de Guadalajara en Madrid ante su difícil situación económica

Si a la crisis actual se une el nuevo alquiler al que ahora tiene que hacer frente la Casa de Guadalajara en Madrid, que ronda los 6.000 euros mensuales, las dificultades para hacer frente a este y otros costes son importantes. Y es que, el contrato anterior -de 50 años- venció y había que hacer uno nuevo.

Desde la Casa de Guadalajara no quieren subir la cuota a sus socios y han pedido ayuda a las administraciones, petición que ha recibido la inmediata respuesta de Barreda, quien ha ofrecido al presidente de la Casa, Ramón Pérez Acebedo, buscar fórmulas de colaboración para que, a cambio de promocionar los productos y servicios de esta tierra en su sede, la Junta pueda ofrecerle una contraprestación por un servicio prestado.