También el ayuntamiento capitalino cree que el plan de empleo de la Junta es “muy cojo para el bombo y platillo que se le está dando”

ayuntagu_alfonso310815“Este plan exige muy poco esfuerzo a quien es competente en materia de empleo y se nos pide mucho a los ayuntamientos, que no tenemos la competencias”. Así valora el segundo teniente de alcalde, Alfonso Esteban, el plan de empleo que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha quiere desarrollar en colaboración con los ayuntamientos y diputaciones de la región.
El concejal ha mostrado su reparo ante varias cuestiones planteadas y considera que no hay motivos para que la Junta “esté dando tanto autobombo a este plan”. En este sentido, ha señalado que dicho plan contempla contrataciones de seis meses de duración, por 650 euros al mes. El Ayuntamiento de Guadalajara, que sería la entidad contratante, debería realizar dichas contrataciones con los costes laborales del consistorio, lo que supone que, en el mejor de los casos, el Ayuntamiento tendría que aportar entre el 60 y el 70% de los costes laborales. Por ejemplo, en el caso de un operario de servicios múltiples, la Junta sólo pagaría 650 euros, teniendo el Ayuntamiento que pagar el sueldo restante hasta equipararlo al que tienen los trabajadores municipales. Eso supondría que el Ayuntamiento tendría que pagar como mínimo alrededor de 600 euros más y los costes de la Seguridad Social. Por este motivo, Alfonso Esteban considera que “es un plan cojo para el bombo y platillo que se le está dando porque entendemos que la administración competente en materia de empleo es la que tiene que poner la mayor parte de los recursos para ese plan y no es así”.
Por otro lado el teniente de alcalde ha señalado que “es fundamental que los convenios recojan una aportación inicial generosa porque los ayuntamientos no podemos volver a financiar, como ocurrió durante el gobierno de Barreda, a la comunidad autónoma”. Además, a parte de esa aportación inicial, los convenios deben recoger una cláusula de garantía de cobro de las cantidades comprometidas. Eso permitirá, si hay incumplimiento y no cobramos, que el Estado detraiga dichas cantidades de los tributos estatales que le corresponden a la comunidad autónoma y se lo ingrese al Ayuntamiento, porque nosotros tenemos que seguir prestando unos servicios y pagando puntualmente a nuestros proveedores. No puede ser que unos inviten y paguemos los demás”.
El teniente de alcalde también se pregunta “dónde están los recursos propios con los que dicen que se va a financiar este plan porque no se han presentado los presupuestos”. También solicita que se amplíen los plazos establecidos, dado que hasta que el próximo presupuesto no esté en vigor, en enero, no se pueden iniciar las contrataciones, que deben tener una duración de seis meses. “El tiempo es demasiado justo si tenemos en cuenta que nos exigen que los proyectos deben estar ejecutados a 31 de octubre”