Terminan las obras en la Plaza de la Iglesia de Azañón

Para adecuar el nuevo espacio urbano, el Ayuntamiento de Trillo solicitó ofertas a tres empresas locales. El trabajo fue adjudicado finalmente a la empresa ASYCAR. El firme que ha estrenado la remozada Plaza de la Iglesia de Azañón es el mismo adoquinado artístico que ha sido utilizado en las renovaciones ejecutadas en los últimos años en el centro histórico de Trillo o también en la pedanía de Morillejo.

Con la renovación y ampliación, la Plaza de la Iglesia de Azañón extiende su superficie hasta los 550 metros cuadrados. Ahora es tan amplia incluso como la Plaza Mayor de la pedanía. La reurbanización de la Plaza de la Iglesia de Azañón ha costado 120.000 euros, todos de aportación municipal. El alcalde pedáneo de la localidad, Jesús Martínez, afirma que la obra ha sido muy bien recibida por los vecinos de Azañón: “Ha recuperado para el urbanismo del pueblo un espacio que, en pleno corazón del casco urbano, le da mucho aire al callejero.  La plaza ha cambiado a mejor su geometría y al hacerlo, permite una visión de mayor profundidad al no haber edificios en la zona este”.  Tanto el propio Martínez como Francisco Moreno, alcalde de Trillo, agradecen la colaboración administrativa del Obispado de Sigüenza que ha posibilitado la ejecución de la obra.