Tierraseca destaca que del X Congreso Regional sale un partido fuerte, en el que Guadalajara mantiene su peso específico

Tierraseca entiende que “el PSOE de Castilla-La Mancha ha respondido con creces a lo que esperaban los ciudadanos, con un nuevo líder que encarna la unidad del PSOE y el compromiso firme de ser útiles en la defensa de los derechos de los castellano-manchegos, tanto de las personas como de la región”.

“Durante los dos días del Congreso se ha hablado de resolver los problemas de la gente, de luchar contra el desempleo, de defender los servicios públicos esenciales, de transparencia en la gestión pública, de defender el agua que necesita Castilla-La Mancha, y de proponer acuerdos en todos esos terrenos con el PP”, resume el dirigente socialista alcarreño, pero “marcando con unos límites claros: que no se haga negocio con la salud de los castellano-manchegos y que se mantengan los avances sociales que tantos años ha costado conseguir y que el PP está destruyendo a una velocidad vertiginosa”.

Luis Santiago Tierraseca ha añadido que “la nueva etapa del PSOE castellano-manchego echa a andar con la misma vocación de ser el partido que mejor representa a la gente de esta región y con la responsabilidad asumida de ser la organización política de la que los ciudadanos esperan que ponga freno a la voracidad con que el PP les está quitando sus derechos por decreto y a toda velocidad”.

Tierraseca ha mostrado también su satisfacción por el peso específico que mantiene el PSOE de Guadalajara en los órganos regionales del partido. Al igual que en la etapa anterior, surgida del IX Congreso Regional, la Agrupación Provincial tiene cuatro representantes en la Comisión Ejecutiva Regional y ocho en el Comité Regional, tal como le corresponde por número de militantes.

A esa representación en los órganos regionales hay que añadir la elección de María Antonia Pérez León entre los representantes del PSOE castellano-manchego en el Comité Federal y la de Juan Pablo Herranz en la Comisión Regional de Ética.