Tierraseca: “El PP deja abandonadas a 2.500 familias de Guadalajara con los recortes en la ley Dependencia”

De hecho, cerca de 400 cuidadores que había en la provincia tendrán que asumir el coste de las cotizaciones a la Seguridad Social de su bolsillo, lo que obligará a muchos de ellos a abandonar.

Para Tierraseca, “lo que se está produciendo es una derogación encubierta de la ley por la vía de los hechos”. En el periodo de gobierno de Cospedal, hay 6.000 familias menos con derecho a asistencia en Castilla-La Mancha y 800 plazas menos en residencias para atención a dependientes”. También se han reducido de manera drástica las solicitudes tramitadas y los dictámenes sobre concesión de ayudas a la dependencia, así como el número de servicios de teleasistencia y ayuda a domicilio.

Además, Cospedal ha suspendido por completo en este tiempo la totalidad del programa de estancias temporales y ha restringido la concertación de plazas para mayores en un 10%, además de reducir un 20% la aportación por cada plaza. “Estos recortes van a significar la pérdida de 1.200 empleo en la región y una seria amenaza para la supervivencia de las empresas que prestan estos servicios, a las que adeuda 120 millones de euros de los últimos 12 meses”, ha asegurado el diputado socialista.

En el caso de Guadalajara, el perjuicio está siendo especialmente grave al tratarse de una provincia con mucha población rural, que se verá obligada a abandonar los pueblos si persiste el deterioro o la desaparición de servicios como la atención a mayores y dependientes, la sanidad o la educación.

En opinión del diputado socialista, además de significar un grave ataque a los derechos de los ciudadanos, es un grave error porque el sector de la dependencia es de los pocos que generan demanda en estos tiempos y puede contribuir a la creación de empleo. De hecho, por cada euro de inversión se generan 1,20 euros de retorno para la administración y por cada dos dependientes atendidos o por cada seis horas de atención domiciliaria se crea un puesto de trabajo. 

Tierraseca ha apostado por un nuevo modelo fiscal más redistributivo y con mayor capacidad recaudadora, distinto al modelo neoliberal de recortes que están imponiendo Cospedal y Rajoy. Según ha recordado, solo en Castilla-La Mancha cerca de 7.500 millones de euros escapan al fisco.