Tierraseca pide al Gobierno regional que deje de amenazar a los farmacéuticos

Tierraseca ha alertado sobre los problemas de desabastecimiento que se pueden generar en algunas farmacias, denunciados por los propios farmacéuticos, y se ha preguntado qué ocurrirá si un solo paciente sufre un deterioro en su salud por esta causa. “Se lo han planteado Cospedal y Echániz o no han tenido tiempo de pensar en esa posibilidad desde sus lugares de veraneo”, ha indicado.

A pesar de que el Gobierno anterior pagó las facturas a los farmacéuticos hasta el último día que tuvo esa responsabilidad, la deuda alcanzará ya los 175 millones de euros a finales de este mes, y se va disparar por encima de los 350 millones de euros si los primeros pagos no llegan hasta el año que viene, como anuncia el consejero de Sanidad. Alrededor de un 10% de la deuda regional afecta a las farmacias de Guadalajara: unos 18 millones de euros al acabar el mes de agosto y prácticamente el doble a final de año. 
“El conflicto con las farmacias ha sido creado por Cospedal y Echániz y después se han encargado de agravarlo con su actitud chulesca y amenazadora”, ha señalado Tierraseca. La respuesta del Gobierno regional ante las reivindicaciones del sector ha consistido en iniciar procedimientos sancionadores y, en los últimos días, amenazar con represalias “como cambiar las reglas del juego y revisar la ley de farmacias” si no se pliegan a las presiones. Una escalada que se podría evitar si los responsables del Gobierno regional optaran por sentarse a negociar y trataran de llegar a acuerdos razonables o, sencillamente, pagaran los medicamentos puntualmente, como se venía haciendo hasta la llegada del PP a la Junta de Comunidades.