Tirantez en el primer pleno de Diputación en el que aprueban los liberados de los grupos y sus dotaciones

 

Fnalmente se aprobó, con lla mayoría absoluta del Partido Popular, doce liberados para el grupo popular y un único liberado tanto para el grupo socialista como para IU, decisión que no gustó, en absoluto, a la oposición, con críticas específicas al hecho de que se haya retiradado la dedicación exclusiva a los portavoces, algo que según el propio portavoz de IU, Francisco Riaño “no ocurría en esta institución desde tiempos inmemoriales”.

 La portavoz del PSOE, María Antonia Pérez-León,  indignada, también fue muy crítica con esta y otras decisiones, consdierando que la única pretensión del gobierno entrante es “volver a otros tiempos en los que la oposición estaba prohibida” y acusándoles de “persecución”.

Riaño, único representante de esta formación en la institución, acusó al nuevo equpo de Gobierno de querer “entorpecer” su labor al dejarles tan sólo con una persona liberada, un adminsitrativo, lo que no les permitirá trabajar adecuadamente. 

Desde el Partido Popular, su portavoz, Juan Pablo Sánchez, en su turno de intervención pidió a Pérez León que si quería ser coherente, dados los resultados obtenidos en las pasadas elecciónes, lo “lógico” es que se hubiera ido “a su casa”, insistiendo una vez más en la dificil situación económica en que ha quedado la Corporación Provincial, presidida anteriormente por Pérez León.

En este pleno también se aprobó la dotación a los grupos políticos, que experimenta una reducción del 10% Se aporbó el régimen de dedicación exclusiva de la presidenta y cinco diputados delegados, si bien la de Presidencia y la Delegación de Economía no será efectiva en este momento.