UGT alerta de la privatización integral de “Las Sabinas”

lassabinas160212Desde FSP-UGT en Guadalajara se han hecho eco de cómo, el mismo día que responsables del Gobierno Regional en Guadalajara anuncian que se van a destinar casi 2,5 millones de euros para garantizar la gestión de la residencia “Las Sabinas” de Molina de Aragón -residencia que  cuenta con 54 plazas, más otras 20 en el Servicio de Estancias Diurnas., se publica en el DOCM 12/06/2013 una modificación de  la Orden que regula las condiciones mínimas de los centros destinados a atender a las personas mayores en la región, y se anuncia la licitación, por procedimiento abierto, de la adjudicación del contrato de gestión, por la modalidad de concesión, de dicha residencia.

Desde esta federación tienen claro que la publicación del nuevo Pliego de Condiciones que regulará el funcionamiento de la Residencia las Sabinas y que se rige por la nuevo Orden publicada el mismo día, supone un enorme recorte de la plantilla de personal, ya de por sí ajustada.

Según el sindicato, los recortes se basan en lo siguiente:

-Médico: se va a pasar de tener Médico 20 h/semana ( 8.00-12.00h L-V ) a exigir 6 horas/semana.

-Enfermeros: Se va a pasar de tener presencia de enfermeros 24 h/día. 3 turnos. 6 enfermeros, a exigir 40 h/semana, lo que no garantiza la presencia de enfermeros durante todo el día.

-Fisioterapeuta. Se va a pasar de tener 1 Fisioterapeuta en plantilla (8.00-15.00 h L-V) a exigir 1, 20 horas/semana, lo que reduce la presencia de dicho profesional a la mitad.

– Terapeuta Ocupacional. Se va a pasar de tener 1 TOC en plantilla (8.00-15.00 h L-V) a exigir 1 TOC 20 horas/semana, lo que reduce la presencia de dicho profesional a la mitad.

– Auxiliares de Enfermería-Gerocultores: se pasa de 6 en el turno de mañana a 5 y uno menos en el Centro de Día.

– Conserjes: se suprimen dos plazas en el turno de noche.

Respecto al resto de categorías: administración, cocina, limpieza, lavandería, mantenimiento, recepción, según FSP-UGT, no se establecen numéricamente las dotaciones mínimas de este personal, sino que lo deja a criterio de la empresa, garantizando el correcto funcionamiento del centro, pero siempre a criterio de esta. Ello puede incidir directamente en la disminución de las dotaciones de personal actual.