Diez municipios de Guadalajara exigen al Gobierno que no retire su apoyo a la energía eólica

eolico080411Los ediles de Ablanque, Alcolea del Pinar, Bañuelos, Campisábalos, Cantalojas, Luzón, Miedes de Atienza, Milmarcos, Tartanedo y Tordesilos se suman a un manifiesto suscrito por casi 200 alcaldes de España para pedir que se mantenga el desarrollo de la industria eólica

Piden al Gobierno que se “respete el gran valor que aporta la energía eólica, uno de los pocos sectores industriales españoles exportador de tecnología y que tanto bienestar ha aportado a miles de ciudadanos de los pueblos de España”

Cerca de 200 municipios españoles, incluidos una decena de Guadalajara, se han movilizado en contra del trato que recibe la energía eólica en la reforma energética en tramitación. Los alcaldes firmantes, preocupados por el efecto que puede tener una regulación que penaliza a la eólica frente a otras fuentes energéticas, han expresado su inquietud a través de un manifiesto, que la Asociación Empresarial Eólica (AEE) le ha hecho llegar al presidente del Gobierno, el ministro y secretario de Estado de Industria, Energía y Turismo y los grupos parlamentarios.

Los alcaldes de la provincia que han suscrito el manifiesto en favor de la energía eólica son los siguientes:

José Luis Sancho del Castillo Ablanque Guadalajara
Isidoro Escolano Albacete Alcolea del Pinar Guadalajara
Florentino Álvaro Noguerales Bañuelos Guadalajara
Pedro José Mª de Pablo Ricote Campisábalos Guadalajara
Tomás Moreno Cerezo Cantalojas Guadalajara
Andrés Cabada Bolaños Luzón Guadalajara
Francisco Andrés Ortega Miedes de Atienza
Guadalajara
Fernando Marchán Moreno Milmarcos Guadalajara
Francisco Larriba Alonso Tartanedo Guadalajara
Carlos Sanz Sánchez Tordesilos Guadalajara

Los ayuntamientos españoles conocen de primera mano los efectos de creación de empleo y actividad económica que genera el sector eólico en los territorios en los que se instala. La reforma energética retira gran parte del apoyo económico a los parques eólicos en funcionamiento, lo que podría tener como consecuencia que muchas instalaciones tuviesen problemas financieros, se viesen obligadas a renegociar sus contratos y tuviesen dificultades para hacer frente a las deudas, con el consiguiente impacto en las zonas de implantación eólica.

El manifiesto reza como sigue:

“Los abajo firmantes, alcaldes de municipios españoles con energía eólica instalada, manifiestan que:
Nuestros municipios se han visto beneficiados a lo largo de los años por los parques eólicos allí instalados. Hemos visto prosperar nuestros pueblos gracias al empleo directo e indirecto generado, que ha permitido a nuestros jóvenes quedarse y no tener que emigrar a las ciudades. Hemos visto como nuestros vecinos han podido establecer empresas y negocios para ofrecer asistencia a esos parques.
En definitiva, hemos visto como la eólica mejora el presente y el futuro económico y social de nuestras comarcas.

Creemos que la energía eólica es la más barata y eficiente de las energías renovables y la que más contribuye a crear empleos duraderos, así como valor añadido nacional, por lo que miramos con preocupación la reforma energética en tramitación. Nos preocupa el impacto que pueda tener en nuestros municipios si esto se ignora. Nos preocupa perder la pujanza de un sector que ha revitalizado tantas zonas rurales que estaban deprimidas. Gracias a la eólica, nos sentimos orgullosos de vivir en municipios en los que se genera la principal energía autóctona de España, que contribuye a la independencia energética de nuestro país y a que los españoles de hoy y de mañana tengan una vida mejor.

Por todo ello, le pedimos al Gobierno que a la hora de definir la reforma definitiva respete el gran valor que aporta la energía eólica. Le pedimos también que vuelva a apostar por la energía eólica, que está presente en cerca de mil municipios españoles. Creemos que es importante salvar uno de los pocos sectores industriales españoles exportador de tecnología y que tanto bienestar ha aportado a miles de ciudadanos de los pueblos de España”.

Esta iniciativa parte de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), que representa los intereses de más del 90% del sector eólico en España, con el apoyo de las siguientes asociaciones eólicas autonómicas: la Asociación de Promotores y Productores de Energías Renovables de Andalucía (APREAN), la Asociación de Promotores de Energía Eólica de Aragón (AEA), la Asociación Eólica del Principado de Asturias (AEPA), la Asociación Eólica Canaria (AEOLICAN), la Asociación Eólica de Cantabria, la Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León (APECYL), la Asociación Eólica de Cataluña (EOLICCAT) y la Asociación Eólica de Galicia (EGA).