Un anciano con quemaduras en el incendio declarado en la residencia Juan Pablo II

Foto: CEIS Guadalajara
Foto: CEIS Guadalajara

La llamarada provocado por el contacto de un cigarrillo con el aparato de oxígeno de uno de los ancianos de la residencia Juan Pablo II de Alovera ha sido el origen de un incendio en el han resultado afectados dos de ellos, uno de los cuales con quemaduras, y el otro, con una “leve” inhalación de humo.

Se trata de dos ancianos de 91 y 79 años, uno de los cuales, debido a las quemaduras, ha sido trasladado hasta el Hospital de La Paz en Madrid aunque parece ser que su estado actual es “estable” y que las quemaduras no son graves, y con respecto al otro, ya se encuentra de nuevo en la residencia y “ha pasado la noche bien”, según la directora del centro, María Aguilera.

Foto: CEIS Guadalajara
Foto: CEIS Guadalajara

Según Aguilera, el contacto de un cigarrillo que no se debió encender con el oxígeno que llevaba puesto uno de los ancianos originó una “llamarada” y por ese motivo se desalojó la habitación.

Publicidad

Sin embargo, ha señalado que el 80% de los ancianos siguieron durmiendo con normalidad porque “no se enteraron”, aunque ha reconocido que al tratarse de una residencia de mayores, algunos con importante dependencia, hubo que activar una serie de protocolos de emergencia.

 

 

 

Esta residencia cuenta en la actualidad con 119 residentes, y depende de Cáritas.