Un año má se cumple la tradición, la ciudad se vuelca con su patrona en la ofrenda floral

En su alocución ante la Virgen, Antonio Román señaló que “como Alcalde de Guadalajara, acudo a ti un año más en representación de la ciudad para dar gracias por todo lo bueno ocurrido en el último año y para pedir tu intercesión y protección para el año venidero. Eres testigo de la vida de la ciudad y las inquietudes de sus vecinos. Desde el pasado año muchos han sido los que te han visitado en tu santuario y miles son los que te han admirado y rezado cuando has salido de él”.

En sus palabras, el Alcalde de Guadalajara también tuvo un recuerdo para varios acontecimientos que han jalonado la vida de la ciudad en los últimos doce meses como el ascenso del CD Guadalajara a Segunda División de fútbol o la presencia de jóvenes de todo el mundo durante los días previas a la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud.

Antonio Román también pidió a la Patrona de Guadalajara por aquellos que están atravesando momentos de dificultad: “En la actualidad muchos vecinos de Guadalajara están atravesando una difícil situación. El desempleo, la situación económica, el desarraigo al estar lejos de sus lugares de origen y de su familia, la enfermedad, la soledad de algunos mayores y la crisis de valores, son algunos de los problemas que están sufriendo. Intercede por ellos para dar solución a esos problemas y ayúdanos a los que tenemos responsabilidades de gobierno a tomar las decisiones adecuadas para mejorar su situación y, pensando siempre en el bien común, mejorar la convivencia y su calidad de vida”.

El Alcalde finalizó su discurso con un ruego a la Patrona de la ciudad: “Te pido a ti, Alcaldesa perpetua de Guadalajara, Nuestra señora Virgen de la Antigua, que extiendas tu manto protector durante esta semana festiva; manto que nos proteja de incidentes y que haga que las Fiestas que hoy comenzamos sean días de alegría, sana convivencia y diversión para todos los Guadalajareños y nuestros visitantes”.