Un Azulejos Brihuega en racha busca su primera victoria a domicilio, frente al Barça B

Por ello, ése es el próximo objetivo de los azulones, aunque no lo tendrán nada fácil, tal y como explica el entrenador azulejero Isma Mínguez, quien advierte que enfrente tendrán “un equipo con gente muy joven, pero que atesoran gran calidad, técnicos y con un gran físico. Son gente muy buena a las que quizá les falte algo de experiencia. Sin embargo, muchos de ellos son jugadores que en los próximos años jugarán en División de Honor, ya sea en el propio Barça o en otros conjuntos. En el partido de ida en Brihuega, nos pusieron las cosas muy difíciles y nos hicieron sudar para lograr los tres puntos”. Pese a las dificultades, el técnico confía en sus jugadores, máxime después de la victoria de la semana pasada frente a Gáldar. “Los chicos tienen la moral alta después de las buenas actuaciones en las últimas jornadas, en las que vencimos a Burela y Gáldar, y aunque perdimos en Valencia dimos la cara. Estamos creciendo como equipo día a día y eso se nota sobre la pista. Además en los últimos dos meses hemos ido superando los problemas de lesiones que fueron determinantes en los primeros meses de competición”, ha indicado Mínguez.
Tras el enfrentamiento con los culés, los briocenses viajarán hasta Melilla en otro duelo importante para conocer las verdaderas aspiraciones alcarreñas. “Nos equivocamos si nos relajamos por haber conseguido algunas victorias. Nuestro objetivo debe seguir siendo el de distanciarnos de los puestos de descenso y si siguen llegando victorias poder pensar en algo más, pero la prioridad es alejarnos de las plazas de abajo” ha sentenciado Mínguez.
La expedición briocense partirá mañana viernes hasta tierras catalanas para disputar un partido que se celebrará el sábado a las 18:30 en el pabellón Joan Gamper de la ciudad deportiva culé.