Un balón de oxígeno

Casi con nocturnidad, alevosía y premeditación, se ha producido esta mañana la noticia de que el Gobierno de Castilla la Mancha reculaba y derogaba por tanto el cierre de los 21 PAC´s de la región y que tenía previsto cerrar mediante una orden del 20 de noviembre de 2012.

Este cierre conseguía, ni más ni menos, abocar a la desaparición del medio rural en la región y muy especialmente en la provincia de Guadalajara, ya de por sí abandonada y diseminada en muchos núcleos de población con pocos habitantes.

El cierre obligaba a que las urgencia se llevarían a cabo en centros distantes en muchos casos más de una hora del lugar de residencia del enfermo, con largos desplazamientos y que son muy complicados de noche y en invierno  en zonas de la Sierra de Guadalajara con intrincadas carreteras en no muy buen estado.

Cospedal añadió que estos desplazamientos llevarían tan solo quince minutos en hacerlos, pero los diferentes estudios aportados por la oposición demostraron que en muchos casos se triplicaba o cuadruplicaba ese tiempo, a lo que el gobierno regional contestó, entre otras cosas, que se utilizarían los medios aéreos, por cierto en muchos helipuertos no pueden operar de noche.

La noticia de la derogación del cierre de estos PAC´s ha sido rápidamente publicada en los medios de comunicación; en el caso de www.henaresaldia,.com, ha sido de los primeros en dar la noticia sus lectores, siendo una de las entradas más visitadas hasta el momento y ya es portada en todos los medios nacionales.

Cospedal y su equipo han reculado por la presión que los pueblos han hecho ante tan “déspota” decisión y sobre todo al verse obligados por las diversas sentencias del Tribunal de Justicia de Castilla la Mancha que daba la razón a estos municipios afectados.

Ahora es el momento de que Echaniz, impulsor de tal medida, presente su dimisión y salga del gobierno regional, y que Cospedal pida perdón a los vecinos afectados para saldar su cuenta pendiente.

Hoy esta medida ha sido un balón de oxigeno para el medio rural en lucha por su supervivencia.

Hay que seguir peleando por nuestros derechos.