Un centenar de delegados de UGT se concentran frente al ayuntamiento para exigir a Román que acelere los permisos para inicar las obras de la Casa del Pueblo

 Desde UGT quieren manifestar su queja ante el “retraso en los permisos para poder iniciar la demolición del edificio”, y ante el silencio que desde la Administración municipal se está manteniendo al respecto, sin tener en cuenta que esta demora está suponiendo también al sindicato un perjuicio económico.
Desde UGT no se comprende esta actitud ya que “hemos respondido en tiempo y forma a todas aquellas reclamaciones técnicas solicitadas durante la tramitación de las licencias, la empresa responsable de la obra se ha adaptado a las modificaciones del plan de trabajo y haberse depositado las tasas pertinentes para el comienzo de la obra”, ha señalado su secretario provincial, David PInillos, preocupado por la “lentitud”  con que se están concendido los trámites burocráticos.