Un centenar de hermanos participa en la fiesta de San Antón en Jadraque

La Hermandad ha tenido un reconocimiento especial hacia Aurelio Serrano, el hermano de mayor edad y número 1 de la cofradía que, a sus 85 años y tras 67 como miembro de San Antón, sigue puntual a la cita cada 17 de enero.

Los hermanos de San Antón se han dirigido a la iglesia parroquial a las 12:30 horas para asistir a la Misa Mayor. A continuación, anunciada por los pertinentes cohetes, la procesión ha recorrido las calles del pueblo con la imagen de San Antón a hombros de los fieles. La comitiva iba encabezada por la bandera y el estandarte de San Antón, dos de los símbolos de la fiesta. El tercero, la vara con la cabeza de plata tallada de San Antón, la portaba el mayordomo Enrique Soto, quien deberá custodiarla hasta las vísperas de la fiesta, el próximo año.

Tras la procesión, la comitiva ha hecho la correspondiente parada a la puerta de la iglesia. Allí, se ha procedido a la bendición de las mascotas que se han acercado hasta el templo. Los propietarios de las mascotas han recibido de la Hermandad un pink conmemorativo, agradeciéndoles su participación en esta fiesta tan jadraqueña.

Ya en el templo, hermanos y curiosos se han dado cita en la sacristía para compartir dulces y moscatel y pasar lista, poniendo la correspondiente sanción a los ausentes sin causa justificada. Aunque es una fiesta típicamente masculina, las esposas de los hermanos son las que se encargan de preparar al Santo y acompañan en los bailes y meriendas y tienen acceso a la sacristía para probar los típicos dulces jadraqueños.

Este año, la Hermandad de San Antón ha querido homenajear a Aurelio Serrano, el hermano de mayor antigüedad en la agrupación y, por tanto, el número 1 en el libro de registro. Aurelio ha acudido un año más, fiel a la cita como cada año desde hace 65 inviernos, a la fiesta de San Antón. Hoy ha recibido una placa conmemorativa en señal de gratitud.

Aurelio Rojo presume de ser miembro de San Antón desde que cumplió los 18 años. “Me apunté porque mi padre y mis abuelos eran de San Antón; y ahora también somos toda la familia: mi hijo, mi yerno, mis cuñados… y yo”, comenta. Todo un grado que le concede la veteranía del tiempo y que contrasta con la juventud de Isaac Lozano, el hermano más joven de la Hermandad de San Antón de Jadraque con sólo 19 año y uno de antigüedad.

Hay que tener en cuenta que los orígenes de la fiesta de San Antón en Jadraque se remontan al siglo XIX y que sólo se interrumpió durante la guerra civil. Así, mañana miércoles 18 de enero, para rematar la fiesta, los hermanos de San Antón se reunirán en la plaza Mayor a mediodía para iniciar la Rifa del Cerdo. En un bombo de hierro con fichas redondas y planas de madera se introducen los 10.000 números de la rifa y varias fichas con la palabra CERDO. Cuando coincida, palabra y número, se entenderá agraciado. El sorteo se realiza aprovechando el horario del recreo en el colegio porque, como manda la tradición, deben ser niños los que saquen el número ganador. La Hermandad de San Antón rifa este año un cerdo de 17’5 arrobas, un ejemplar de cerca de 200 kilos de peso. La fiesta se remata con la llamada “Comida de las Sobras”.