Un libro para sentir Guadalajara

Portada de '101 cosas que hacer en Guadalajara'.
Portada de ‘101 cosas que hacer en Guadalajara’.

Admiro a quienes, como César González Ruano, escribían dos y hasta tres columnas al día y aún les quedaba tiempo para pergeñar algún capítulo de una novela o un ensayo. Les admiro y les envidio porque los torpes escribanos como quien firma estas líneas encontramos mucha más dificultades para rellenar cada semana el folio de este blog. El folio en blanco. El puto folio, que decía Umbral.

De una de esas ocasiones en las que uno no sabe qué decir y, lo que es peor, ni qué escribir, brotó una lista convertida en artículo. En abril de 2015 publiqué en este digital la entrada –ahora a los artículos en un cuaderno de internet se les llama entradas- titulada “Cien cosas que hacer en Guadalajara”.

El texto no era más que una antología de un centenar de actividades que a mí me parecían imprescindibles para escudriñar esta provincia. Una selección subjetiva, sí. Pero anclada en el trasiego de Guadalajara a lo largo de más de quince años de ejercicio profesional como periodista.

Hacer listas se ha convertido en una moda en los blogs, un formato condenado al ostracismo por los gurús del periodismo pero que, a la vista está, resiste con una vitalidad envidiable. Hacer listas resulta pueril para quienes consideran que el periodismo siempre mana de la prístina prosa orteguiana. Pero suele resultar un recurso eficaz para captar la atención del lector de periódicos. El artículo que publicamos en Henares al día resultó un éxito. El tráfico de visitas se disparó –dentro de la modestia de un medio local- y la lista saltó al WhatsApp para ser difundida, a veces íntegra y en otras con la morcilla correspondiente del pueblo de quien envió el mensaje. Porque ya es sabido que el pueblo de cada uno es siempre el mejor…

El caso es que, gracias al empeño de mi amigo y editor Ángel de Juan, director de Henaresaldia.com, aquel artículo de abril de 2015 es hoy un libro de 294 páginas titulado 101 cosas que hacer en Guadalajara y publicado gracias al sello de Editores del Henares, en su colección “Temas de Guadalajara”. El volumen empezó a circular en la reciente Feria del Libro de la capital. Está disponible en todas las librerías de Guadalajara capital y en Rayuela, en Sigüenza; y en la web de la editorial. A partir del próximo jueves se despachará también en las librerías De Viaje, Desnivel y Tierra de Fuego, en Madrid.

El libro se presenta el próximo lunes, 23 de mayo, a las 19:30 horas, en la sala multiusos del Centro San José de la Diputación, en Guadalajara. Les invito a ir. Y si no lo hacen atraídos por nuestra oferta literaria, háganlo por la presencia del cantautor serrano José Antonio Alonso, que nos dedicará unas piezas de su repertorio.

13256389_953671518086400_9180002276741788561_n
La presentación del libro tendrá lugar el lunez 23 de mayo a las 19:30 h., en la Sala Multiusos del centro San José, en Guadalajara.

El objetivo de los autores de la obra carece de pretensiones literarias. Ni literarias ni de ningún otro tipo. Se trata de invitar al lector a recorrer Guadalajara entera a través de 101 propuestas de turismo activo. De ahí que el título de todos los capítulos aludan a actividades concretas: subir al Alto Rey; comer en Pocholo, Torija; ascender hasta el pico del Lituero; perderse en la cueva del Oso, en Prádena de Atienza; o beber agua de El Pedregal. Hay propuestas populares, como viajar hasta el Románico Rural o serpentear los pantanos del Tajo; y otras menos conocidas, como caminar por Beleña de Sorbe, transitar la pista entre Majaelrayo y Cantalojas o retratar las casonas de Milmarcos, en la Sexma del Campo. Hay restaurantes de postín, como El Doncel (Sigüenza) o Las Llaves (Marchamalo) y otros maravillosos y recónditos, como Casa Palomo, en la capital; o Las Vegas, en Masegoso de Tajuña.

Los autores hemos buscado un equilibrio en los capítulos, tanto a la hora de seleccionar las propuestas según su naturaleza (patrimonio, espacios naturales, gastronomía, literatura, ocio) como a la hora de reflejar la heterogeneidad de las cuatro comarcas que conforman la provincia de Guadalajara, si bien la primacía se la llevan la Serranía, el Señorío de Molina y las Alcarrias.

Cada capítulo está redactado con una prosa alejada del lenguaje burocrático de las guías de turismo al uso. Y todos los textos van acompañados de excelentes fotografías a todo color, procedentes de nuestros fondos o de amigos que nos han ayudado cediéndonos imágenes ilustrativas. Buscamos palpar la esencia de esta tierra dando claves y detalles que permitan al lector zambullirse de pleno por las veredas de esta tierra, que aún sigue siendo una de las grandes desconocidas de España.

Las cubiertas del libro son dos ilustraciones del artista arriacense Fernando Benito. Magníficas, finísimas. El cromatismo de la portada, el perfil senderista y montañero de las figuras que dibuja y la mole pétrea del Ocejón son un plasmación muy certera de los fines que impulsan 101 cosas que hacer en Guadalajara. Un libro para caminar por la provincia. Para vivirla. Para sentirla en todos sus recovecos y dimensiones.

¿Y por qué 101? Podrían ser 1.001, como bien propone en su delicado prólogo Pedro Simón, compañero en El Mundo, tal vez el mejor reportero contemporáneo de la prensa española. Hemos constreñido nuestras ideas a 101, básicamente, por pragmatismo. Porque el espacio siempre es limitado y porque el empacho casi siempre suele ser contraproducente.

Lean 101 cosas que hacer en Guadalajara. Descubran o redescubran Guadalajara. Regalen Guadalajara. Presuman de Guadalajara.   

* * *

101 cosas que hacer en Guadalajara
Raúl Conde y Ángel de Juan
Guadalajara, 2016
Editores del Henares, 294 págs.

EL MUNDO (Alfredo Merino)

CASTILLA-LA MANCHA TELEVISIÓN

GUADAQUÉ

GUADALAJARA DIARIO

EFE / EL DIGITAL CLM

SER GUADALAJARA

CLM.24

CULTURA EN GUADA

RADIO CASTILLA-LA MANCHA (11/05/16, 17:30h.)

ESRADIO GUADALAJARA

GUADANEWS

GUADAPRESS

HENARES AL DÍA

RADIO ARREBATO

Casa Palomo (Guadalajara)

Sorteo del libro en ‘Senderismo en Guada’

Raúl Conde
Periodista. El Espanyol es mi tormento y los Ribera del Duero, mi debilidad. «Cultura, justicia, libertad» (Azaña).