Una batalla campal por la supremacía regional (28-31)

La “armada cubana” formada por Paván, que anotó siete goles, Da Costa y Corzó, seis cada uno -19 entre los tres, más de la mitad de los 31 que hizo su equipo- destrozó a los alcarreños que aún así plantaron batalla hasta el final.
La primera parte fue igualada e intensa como es habitual en los enfrentamientos entres estos dos guerrilleros. El brazo de Novica Rudovic era una pesadilla para los de Zupo. El montenegrino acabó con nueve tantos. Sus goles hicieron que el Quabit mandara en el primer tramo del partido, pero Cuenca reaccionó con la entrada del portero sueco Kappelin, que suplía a un desacertado De Hita. Las fuerzas se fueron igualando, los cubanos hacían de las suyas y asi llegaban las tablas al luminoso del San José cuando restaban diez minutos para que llegara el descanso (9-9). Mateo Garralda sorprendía a todos debutando con la camiseta del Quabit cuando todo el mundo le daba como baja segura al no estar completamente recuperado de sus molestias en la rodilla. El navarro aportó en defensa y en ataque su primera acción fue un lanzamiento al poste. Pasaban los mejores minutos del Quabit y a cinco del bocinazo la diferencia era mínima (12-11). Pero Mendoza, otro de los que tampoco iban a jugar, salió para meter a su equipo una marcha más. Y Corzo y Georgescu hicieron lo propio para dar a Cuenca una renta de tres goles al descanso (13-16).
En la reanudación, los alcareños no encontraban la forma de hacer daño a Kappelin y los de Zupo lo aprovecharon para llegar a una ventaja de cinco tantos (13-18). Pero la casta del Quabit es envidiable y guiados por Alfonso de la Rubia comenzó la remontada que culminó con el empata a 22 después de un gol de Mateu Castellá, que enloqueció al abarrotado San José. En los minutos de la verdad, Cuenca supo manejar mejor la situación y a cinco para el final con el 26-28 en el marcador Sergio de la Salud estrellaba su lanzamiento en el larguero, Paván lo aprovecharía para prácticamente sentenciar el derbi. Aunque Edu Reig en un siete metros y Sergio Valles lo intentaron hasta el final, otra vez el cubano machacaba en el área de Jorge Oliva. Quedaban 53 segundos cuando Bolea preparó jugada para ponerse a uno y defender a muerte, pero Kappelin detuvo un lanzamiento muy lejano de Rudovic. Después de 60 minutos de batalla campal entre unos y otros el partido acabó con una pequeña tangana que no pasó a mayores. Las dos aficiones agradecieron el esfuerzo de sus guerrilleros y se retaron para el próximo derbi regional en El Sargal.
El próximo partido para el Quabit BM Guadalajara será en Granollers este viernes, a partir de las 20.45 horas. Los catalanes lograban en el Ovni de Puerto Sagunto su primera victoria de la temporada (30-34).

Quabit BM Guadalajara, 28; Ciudad Encantada, 31

QUABIT BM GUADALAJARA: Jorge Oliva, Javi Parra (2), Mateu Castellá (2), Edu Reig (5), Coque Fontenla (1), De la Rubia (2), Basmalis, Epeldegui (1), De la Salud (3), Rudovic (9), Chyro Blazevic, Garralda y Valles (3).

CIUDAD ENCANTADA: De Hita y Kappelin; Fede Fernández (1), Corzo (6), Sabonis, Cibulskis (1), Mendoza (2), Da Costa (6), Paván (7), Juanjo Fernández, Georgescu (7) y Ángel Pérez.

ÁRBITROS: Fernández Pérez y García Rodríguez (Andalucía). Excluyeron a los locales Castellá, Epeldegui (2), Rudovic y Chyro; a los visitantes Fede., Mendoza, Da Costa (3) y Georgescu.

PARCIALES: 3-1/6-5/8-8/9-9/12-11/13-16 -descanso-14-18/18-20/20-22/23-25/26-28/28-31).

INCIDENCIAS: San José. 1500 espectadores, 150 procedentes de Cuenca. Excelente ambiente en el pabellón con las peñas invitadas.