Una sentencia confirma la “ilegalidad” de la “subida de sueldos” aprobados por PSOE e IU en 2008 en la Diputación

Hay que recordar que en el año 2008, siendo presidenta la actual responsable de la oposición socialista, María Antonia Pérez León, el Ejecutivo provincial adoptó un acuerdo relativo a la subida de sueldos de los altos cargos de la Institución y del personal eventual; subidas que oscilaban entre un 7% y un 62%; a saber: Jefe de Sección Gabinete Presidencia, incremento del 35%; Jefe de Prensa Gabinete Presidencia, incremento del 6,89%; Asesor, incremento del 11,2%; Presidente, incremento de un 14,20%; Vicepresidentes, incrementos del 10,38%, 21,71% y 12,84%; y diputados provinciales, incrementos del 10,38% y del 62,36%.

Esta subida fue impugnada por el Partido Popular por considerarla “desorbitada” y crear un agravio comparativo e injusto con la subida de sueldo de los funcionarios, a los que sólo se les subía un 3%.

Desde el Grupo Popular se señala que el acuerdo adoptado en el año 2008 pone de relieve la “discrecionalidad con la que actuaron quienes ahora se encuentran en la oposición, marcando injustificadas diferencias salariales y un trato de favor para los altos cargos en perjuicio de los trabajadores públicos de la Diputación Provincial”.

Esta diferencia, según el Grupo Popular, refleja también “la hipocresía y la diferente vara de medir de quienes ahora se encuentran en labores de oposición, que cuando gobiernan y tienen la posibilidad de defender los intereses de los trabajadores públicos, los que verdaderamente defienden son los suyos, demostrando que la situación de los empleados públicos les importa poco o nada”.

Asimismo, añaden, se pone de manifiesto la “escasa sensibilidad y responsabilidad de quien dirigía la Institución Provincial y decidía sobre el dinero público barriendo hacia sus intereses en vez de mirar por el beneficio de nuestros pueblos y nuestras gentes” demostrando “la nefasta gestión llevada a cabo por PSOE e Izquierda Unida cuando tuvieron responsabilidades de gobierno”. En este sentido, desde el Grupo Popular se les insta a “que tengan ahora el mismo valor con el que actuaron entonces subiéndose el sueldo para pedir perdón públicamente por una actitud totalmente cuestionable”, tal y como advirtió en su día el Partido Popular.