Una sociedad garante de Avicu, condenada a pagar 3 millones de euros a la inmobiliaria Cerquia

REDACCIÓN

La sociedad Crown Financial, garante de la empresa agroalimentaria alcarreña Avicu, fue condenada en junio de 2012 a pagar tres millones a Cerquia, la compañía fundada en 2006 por la familia Cercadillo Cuerda tras su salida del accionariado de Hercesa, fruto de una deuda contraída en 2007, según publica este jueves la edición digital del diario Expansión.

Según esta información,  Cerquia mantiene un contencioso judicial desde hace más de tres años con Jesús Saboya, dueño de la compañía agroalimentaria Avicu, por el impago de esta deuda. Cerquia abonó tres millones a Saboya para la adquisición de un inmueble urbano propiedad de Avicu en Guadalajara. Fuentes de Cerquia citadas por Expansión señalan que Saboya es “fiador personal del contrato que resultó incumplido”. Posteriormente, en 2008, Avicu se declaró en concurso de acreedores, lo que permitió que la deuda fuera reconocida como crédito ordinario dentro del proceso concursal de esta firma.

En el convenio propuesto por Avicu apareció la sociedad Crown Financial como garante de las obligaciones del pago de los créditos, según consta en la documentación que cita el periódico madrileño. En esta fase, Cerquia y Avicu pactaron la retirada de las acciones judiciales a cambio del abono de la deuda, pero Crown Financial incumplió el compromiso de pago.

Cerquia decidió demandar en diciembre de 2011 a Crown Financial en el Juzgado de Primera Instancia nº29 de Madrid. Ningún representante de esta sociedad compareció en el juzgado, por lo que fue declarada en rebeldía. En junio de 2012, la juez de Madrid condenó a Crown a pagar los tres millones de euros a Cerquia, además de los intereses del proceso, estimados en la sentencia en alrededor de 34.000 euros.

Según recoge la sentencia, esta sociedad la sociedad Crown Financial Merchant Bank PLC “no se encuentra entre las registradas en el Banco de España, siendo una entidad que ofrece servicios financieros, con sede en Reino Unido y oficinas en Italia, España y Europa del Este”. Fuentes de la compañía consideran que esta es una sociedad “pantalla cuyas actuaciones no son las ordinarias”, al tiempo que advierten de una posible estafa.

El representante de Crown en España, el italiano Enzo Giovanni Soffiato, firmante de la garantía del concurso de Avicu, fue sustituido a mediados del año pasado por un ciudadano de nacionalidad rumana y con domicilio en Zaragoza. Expansión publica que los servicios jurídicos de Cerquia sospechan que ambos podrían ser presuntos testaferros de Saboya.

El concurso de acreedores de Avicu afectó a más de 450 empleados en la planta de Guadalajara. Cerquia ha denunciado que la compañía de Saboya no ha respetado ni el plazo ni el plan de pagos previsto en el convenio. Al parecer, las garantías de cumplimiento del convenio provenían de la sociedad que dispone de la mayoría accionarial en Avicu, Martinher, cuyos administradores son Jesús Saboya y su hermano Francisco Javier Saboya. Esta firma se comprometió a aportar liquidez para el pago de las deudas concursales por un importe de 30 millones de euros, pero no cumplió con su compromiso.

El juez decidió en mayo de 2012 levantar el concurso de acreedores a Avicu. Ante la imposibilidad de cobrar su deuda, Cerquia presentó una demanda en diciembre pasado por el incumplimiento del convenio de acreedores. El Juzgado de Primera Instancia nº4 de Guadalajara decidió abrir la vista para los próximo 9 y 10 de mayo en la que comparecerán los representantes legales de las empresas que han actuado de garantís de Avicu.