UPA pide a Cospedal que no suspenda ayudas esenciales para la supervivencia del sector primario

 

Pese a que desde la Consejería de Agricultura del Gobierno de María Dolores de Cospedal se ha lanzado el mensaje de que el sector agrícola y ganadero conforma una prioridad para la Junta, “hasta el momento no podemos decir que esas palabras se hayan transformado en obras, y eso nos preocupa”, manifiesta el responsable de UPA en Guadalajara, Cipriano Ramiro Ramiro, en el comunicado, algo decepcionado por los “escasos pasos” que se han dado a favor de estos trabajadores en estos meses de gobierno.

Para UPA, “está claro que la Consejería no empieza con buen pie al no querer sacar para este año una de las mejores líneas de ayuda con las que cuenta el sector, una línea encaminada además a favorecer la incorporación de jóvenes.

“Se trata de ayudas para la adquisición de maquinaria, mejora de instalaciones o ampliación de estas, así como de naves agrícolas…., que este año se ha sacrificado y que favorecerían, no me cabe ninguna duda, la creación de empleo directo e indirecto”, añade Ramiro en su nota.

Por ello, desde esta organización no entienden “como una de las mejores líneas de apoyo al sector primario, dirigida específicamente a profesionales del mismo, puede dejarse en vía muerta, aunque de momento se haya dicho que sólo será por un año. Para nosotros resulta inadmisible”, incide este responsable.

En cuanto a las razones esgrimidas desde la Administración regional, desde UPA son conscientes de las dificultades económicas actuales pero “si se tiene en cuenta que se trata de ayudas que llegan en su mayor parte desde Bruselas (uno 80%), y en menor medida desde el Ministerio (15%), o desde el Gobierno regional (5% ), aún tiene menor razón de ser”, esgrime Ramiro en el comunicado, inquieto “por la inminente y progresiva desaparición de un sector en el que siempre hemos creído y creemos pese a las dificultades que desde hace años estamos encontrando en el camino”.

Desde el Gobierno regional se esgrime que se ven obligados a suspender esta ayuda para el actual ejercicio por falta de presupuesto y porque aún están pendientes de resolución de los proyectos de 2010,  unas razones que no convencen a UPA Guadalajara.
“Insistimos en que van a sacrificar la mejor línea que tenemos, dejando en la calle a un sector que necesita más apoyo que nunca para sobrevivir y no perder la escasa ilusión que aún tiene”, dice Ramiro.

Por esta y otras razones, desde UPA Guadalajara demandan a la Consejería que reconsidere esta decisión “pues no podemos ni debemos perder ni un año de unas ayudas esenciales para un sector amenazado de muerte”, 
 
“Trataremos de seguir apoyando a los agricultores y ganaderos de nuestra provincia en la medida en que podamos, con o sin la ayuda de la Administración regional, con la que nos gustaría contar como aliada en este dura andadura, especialmente dificultosa en estos momentos de crisis….”, puntualiza Ramiro.