Valerio comienza a desgranar su programa de cara a las municipales

Valerio ha reconocido que Guadalajara tiene un patrimonio histórico artístico importante, un entorno natural de gran valor, gastronomía, actividades culturales de calidad como el Tenorio Mendocino o el cuentacuentos, eventos deportivos interesantes, es una ciudad acogedora, tranquila, con gran oferta en hostelería y plazas hoteleras, con un casco histórico que está muy deteriorado pero tiene gran sabor, con muchas zonas verdes, con una situación geográfica estratégica junto a mercados importantes como Madrid y Valencia y con infraestructuras turísticas que van ganando cada día en cantidad y calidad, “pero le falta marketing, que la vendamos allá donde vayamos y eso hace que estemos perdiendo oportunidades”. Reconoce que nuestra ciudad cuenta con joyas que son muy desconocidas no sólo para buena parte del país y del mundo sino incluso, “lo que es más preocupante, para muchos ciudadanos de la propia capital”.

Ante esta situación, la candidata socialista se ha marcado como objetivo si es alcaldesa “posicionar a Guadalajara en el mercado turístico”. Para ello, ha avanzado algunas propuestas de su programa electoral entre las que destaca la utilización de las redes on-line para vender nuestra ciudad con un portal web de turismo que no se diluya dentro de la página del Ayuntamiento y que esté bien posicionado. Es, señala “una herramienta fundamental”.

Pero también ha destacado otras propuestas como la creación de una central municipal de reservas en colaboración con el sector o la realización de planes de formación para escolares y ciudadanos en general para conseguir “que nadie que viva en Guadalajara deje de conocer las joyas que tiene esta ciudad porque los propios ciudadanos son sus mejores embajadores”. También propone un acuerdo con la Casa de Guadalajara en Madrid para promocionar nuestra ciudad en la capital de España, ampliar el horario de visita de los monumentos, apoyar al comercio y la hostelería y especialmente a la del casco histórico, potenciar la venta de productos típicos de la ciudad en la zona centro o mejorar la señalización turística, ámbito éste en el que reconoce el esfuerzo hecho por el actual gobierno municipal para incrementar la señalización dedicada a las personas ciegas.

Magdalena Valerio ha reconocido no estar contenta con la política de turismo que está realizando Antonio Román. “Ha hecho un esfuerzo en la edición de guías, en instalar señales para personas invidentes y vender merchandising, pero sólo con eso es difícil posicionarse en el mercado de turismo”. Recuerda su promesa de crear un ente mixto de turismo “del que nunca más se supo”, de poner en marcha un programa de turismo idiomático, un observatorio turístico o ampliar el horario de visita de los monumentos, que no se han cumplido. También critica la escasa presencia en ferias de turismo como FITUR.

Pero lo peor, en su opinión es que Román “ha decidido ir por libre y, en muchas ocasiones, en dirección contraria al resto de administraciones”. Pone como ejemplo la oficina de gestión turística que Román ha montado en el parque de la Huerta de San Antonio y que “no tiene sentido cuando nos encontramos en un momento que lo que hay que hacer es ahorrar, que no cuadra nada con la estética del entorno y que está muy cerca de la oficina de turismo actual”.

Valerio señala que en turismo “la unión hace la fuerza y por ello tenemos que trabajar muy en contacto con los gobiernos regional y central, con la Diputación y con el sector del turismo y la hostelería”. Un buen ejemplo de esa unidad es que el stand de Castilla-La Mancha en FITUR ha obtenido el primer premio al mejor stand institucional de esta feria, algo que ha ocurrido ya en tres ocasiones “justo desde el momento en que decidimos ir todos juntos”.

Por último, reitera que en materia de turismo “no se puede dar palos de ciego sino que hay que planificar más y realizar proyectos organizados y en colaboración con todo el sector, algo que no se ha hecho en Guadalajara”.