Valerio pide a Román que dé la cara para defender el nuevo campus de Guadalajara

Además, ha pedido a Román en particular que se pronuncie sobre la anunciada paralización de esta infraestructura. Valerio ha recordado que ya han hablado sobre el asunto desde responsables de la Universidad de Alcalá, como el propio rector y la vicerrectora, al delegado de la Junta de Comunidades en Guadalajara, Porfirio Herrero, teniente de alcalde Juan Antonio de las Heras o el propio consejero, Marcial Marín. “Sin embargo, aún no sabemos qué opina de esto Antonio Román. ¿Por qué no da la cara? Si el Gobierno de Barreda hubiera tomado esta decisión, ya habría salido a decir que pisoteaba los intereses de Guadalajara. Pero ahora se queda bien calladito porque lo ha decidido su jefa”.

A juicio de Valerio, en realidad Román y el PP nunca se han creído el proyecto del campus “y han estado mareando la perdiz hasta que ahora han decidido eliminarlo”. Como prueba de ello, ha indicado los obstáculos que ha puesto el Ayuntamiento para el inicio de las obras. El pasado 4 de abril, la empresa adjudicataria de la primera fase trató de iniciar los trabajos, pero tuvo que desistir ante la falta de permisos municipales, según quedó reflejado en un documento que ha mostrado la portavoz socialista. 

La portavoz socialista ha insistido en que la paralización del campus anunciada por Cospedal cercena las posibilidades de formación de muchas personas y la creación de empleo en Guadalajara. Según los datos recogidos en un estudio de la propia Universidad de Alcalá, de no existir formación universitaria en Guadalajara, más del 75% de los alumnos tendrían que irse a Madrid, e incluso un 14% dejaría de cursar estudios superiores.