Valerio: “Román paró la primera fase de construcción del Campus y Cospedal lo elimina definitivamente”

Valerio ha afirmado que la consigna dada por Román a su equipo se está reflejando en distintas entrevistas de los miembros del equipo de Gobierno, en las que “mienten sin pudor sobre el Campus”, pero que “todas esas mentiras no pueden ocultar la realidad: Román paró la construcción de la primera fase del Campus en el mes de abril y Cospedal lo elimina definitivamente en julio”, lo que convierte al alcalde de Guadalajara en “cómplice de esta humillación del PP a la ciudad y al conjunto de la provincia”.

La portavoz socialista ha recordado que la construcción de esa primera fase (edificio dotacional del área docente y usos comunes, fue adjudicada a la empresa “Taller de Arquitectura y Obras, S.L.” por el Gobierno de José María Barreda el 7 de febrero de este año (publicado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha del 18 de febrero de 2011) por un importe de 5.428.000 euros.

Tal como explica Valerio, la exigencia de Román a la empresa adjudicataria de pagar casi 3 millones de euros en concepto de impuesto de construcción, cobrándole de esa forma la cantidad correspondiente a la totalidad del proyecto, cifrado en 100 millones de euros, en lugar de un pago acorde con los 5,4 millones de presupuesto de la primera fase del Campus, que era lo que esta empresa tenía adjudicado, buscaba como único objetivo “hacer descarrilar el proyecto, algo que ahora ha completado Cospedal con la decisión de paralizar definitivamente la construcción del Campus”.

La portavoz del Grupo Socialista advierte, no obstante, que “por muchas mentiras y confusión que intenten difundir Román y sus concejales, ni el PSOE ni la ciudadanía de Guadalajara vamos a renunciar a seguir reclamando que la Junta retome el proyecto del Campus Universitario”, ya que se trata de “una inversión para el futuro de Guadalajara, rentable económica y socialmente, que debe seguir adelante”. Magdalena Valerio añade que “tampoco vamos a quedarnos callados ante los agravios de Cospedal y el PP contra Guadalajara, que hasta ahora los únicos proyectos de inversión que han parado en toda la región han sido el del Campus y el del Hospital de Guadalajara, lo que debería haber motivado que Román pusiera el grito en el cielo, en lugar del silencio cómplice ante el atropello del que está haciendo gala”.