Valerio y sus despistes

psoe041113Hay veces que uno piensa que es mejor dedicarse a ir de contertulio en los programas del corazón y de cotilleo, es decir pisar los platós de “telemierda”, para salir de apuros, no dar un palo al agua y vivir simplemente del cuento en vez de estudiar y trabajar como “dios manda”.

Quizás mucha culpa de esto lo tenga los numerosos cambios en el sistema educativo español, ya que desde los albores de la democracia nuestro país ha pasado por siete leyes diferentes de educación. Cada partido que tomaba las riendas del gobierno, cambiaba el sistema educativo con lo que ello conlleva y al final nuestros chavales aprenden poco de muchas cosas y es cuando descubrimos la falta de cultura general, incluso la más elemental.

Yo no sé si algo de esto la ha ocurrido a Magdalena Valerio recientemente, al afirmar en un escrito al Congreso que Guadalajara tenía costa y de qué manera le afecta la Ley de Costas, y mira que me extraña estos lapsus de Valerio, porque parece y además lo sé, es una mujer culta; pero tener estos fallos de primaria me parecen garrafales en una persona que durante varios años de su vida política fue consejera en diversas áreas en el gobierno regional del socialista Barreda, en especial la relativa a turismo regional. No sé si Valerio tuvo algún lapsus y quiso que Guadalajara también tuviera su trocito de playa, su puerto deportivo y su mar, o simplemente confundió la “Costa de Altomira” o el “Mar de Castilla” con el Mar Mediterráneo en la costa alicantina de Benidorm.

Estas cosas de Valerio, que no son las únicas que la llevan ocurriendo en los últimos meses, me han recordado una pintada que vi en la antigua estación de tren de Recoletos, hace más de treinta años y que decía “ALICSAM” “Alcarria Libre e Independiente con Salida al Mediterráneo“. Creo que Valerio fue la autora de semejante pintada en sus tiempos de joven revolucionaria.

Los políticos han de evitar avergonzarse o pedir perdón por estos lapsus de cultura general y para ello propongo que a partir de ahora, los partidos políticos den clases particulares a sus cargos electos en las materias mas básicas de cultura general, desde primaria a la Universidad. Nos evitaríamos muchos disgustos y situaciones comprometedoras, pero lo malo es que no podríamos escribir sobre estos temas tan banales.

Todos tenemos lapsus, pero los políticos han de cuidar más su imagen. porque si no los cambios en los sistemas educativos no sirven para nada .

Angel de Juan

director@henaresaldia.com