Vanesa Muela muestra a los seguntinos cómo hacer música tradicional con utensilios de cocina

La percusionista Vanesa Muela ha mostrado hoy en la ciudad de Sigüenza cómo hacer música tradicional con los utensilios de cocina, una original manera de refrescar y grabar en la memoria de los alumnos sones de otros tiempos. Ella misma definía el taller esta tarde como “una pequeña introducción al mundo de la percusión tradicional con instrumentos de cocina, en la que hemos aprendido a tocar el carajillo carrasclás, las cucharas y los toques de amasar pan”.  Vanesa repasó con los alumnos que es lo que se hacía antiguamente en las casas cuando se amasaba el pan para extender la masa y juntar los ingredientes y con qué ritmos y qué canciones se cantaban.

Tocados por ella, de dos cucharas espalda con espalda, un almirez o el carajillo, que es una jarra de barro con badajo de palo, salieron ritmos inverosímiles, que acompañados por su voz llena de matices se convirtieron, según el instrumento de cocina elegido en jotas, fandangos, seguidillas, corridos, rondas, ligeros, agarraos, rumbas, charros o charradas. Con ellos en la mano, tocando y cantando, juntos o por separado, los alumnos han repasado la música tradicional española, pero principalmente castellano leonesa.

“La idea del curso es familiarizar al alumnado con los ritmos y canciones que han acompañado la vida de nuestros antepasados, descubriéndoles las posibilidades sonoras de los elementos cotidianos que están en nuestras cocinas, porque con todos ellos se puede hacer música”, termina Vanesa.

Para mañana a las once de la mañana está anunciado el segundo taller, de Ignacio Amo Usanos, un seguntino antiguo miembro del grupo alcarreño Arándano quien ha sido varios años el encargado de llevar a cabo el taller de construcción de instrumentos en la escuela de Folklore de la Diputación de Guadalajara. En este caso es un taller de construcción de instrumentos tradicionales.

Mercado de productos de altura

Hoy domingo la Plaza Mayor permanecerá llena de puestos en la cuarta edición del Mercado de Productos de Altura. Este año ha traído a Sigüenza hasta 45 comerciantes venidos de toda España para mercadear con sus productos, principalmente artesanos. Hay representación de los gremios del hierro, del cuero de la madera, de la alimentación o de los juguetes entre otros.